Público
Público

El PP, feliz de que imputen a su tesorero

«Hemos demostrado que sabemos navegar en circunstancias de todo tipo», se enorgullece Mariano Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión del Tribunal Supremo de citar a declarar al senador y tesorero del PP, Luis Bárcenas, y al diputado Jesús Merino en calidad de imputados sorprendió a Mariano Rajoy volando. El líder de los conservadores se enteró del nuevo capítulo judicial del caso Gürtel en el transcurso de un vuelo hacia Almería, donde se trasladaba para participar en la clausura de los cursos de verano del PP que se han celebrado en los últimos tres días en Roquetas de Mar. Como viene siendo habitual, en su discurso no entró a valorar el alcance de la decisión del Tribunal Supremo. Simplemente, plasmó, una vez más, su filosofía al frente del PP: "Surgirá una cosa, otra más allá pero ya nos iremos manejando. Hemos demostrado que sabemos navegar en circunstancias de todo tipo".

Pese al silencio del líder de la oposición, ayer sí hubo pesos pesados del partido que se encargaron de difundir la reacción oficial. Se trataba de dos nuevas imputaciones en las filas conservadoras, pero tocaba sacar pecho. Desde Aranjuez, donde participaba en los cursos de verano de la Universidad Rey Juan Carlos, la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, calificó las citaciones de "una buena noticia". Y mostró su satisfacción porque "por fin puedan utilizar su derecho a defenderse y puedan declarar ante el Tribunal Supremo, después de tanto tiempo".

De Cospedal calificó de «buena noticia» la citación del Supremo a Bárcenas y Merino

«Él ya ha dicho que se iría»

En el entorno de Mariano Rajoy nadie se atrevía a poner sobre la mesa la posibilidad de que su tesorero renuncie al cargo inmediatamente. "Él ya ha dicho que se iría si el tribunal pide el suplicatorio al Senado, y lo ocurrido hoy por ayerno supone ningún avance en la investigación judicial", explicaban. "Lo raro sería que no les hubiesen llamado a declarar", argumentaban, a la par que veían las citaciones como "una consecuencia lógica de la investigación judicial", máxime cuando tanto Bárcenas como Merino habían solicitado ser llamados a declarar por el juez. "El Supremo simplemente está actuando en base a una petición de ambos aforados", precisaba un alto dirigente.

Otras fuentes se abrazaban a la idea de que jurídicamente no puede decirse que sus aforados comparecerán la semana próxima en calidad de imputados. Para explicar esta tesis, sostenían que el propio auto recoge que son citados como imputados provisionales y que mientras el Supremo no solicite el suplicatorio al Senado y al Congreso, no puede decirse que Bárcenas y Merino están formalmente imputados.

«Cuanto antes acabe el tema, de la forma que sea, mejor», dicen en privado dirigentes del PP

A las tesis de Cospedal se sumaron las de Javier Arenas. El vicesecretario de Política Autonómica también se refirió a las novedades como "una buena noticia" para el partido, pero fue más allá. "Nuestros compañeros van a tener la oportunidad de defender su inocencia en el Tribunal Supremo y espero también que con esto se acaben las filtraciones". Es precisamente Arenas uno de los principales apoyos con los que Bárcenas ha contado dentro del Comité de Dirección del partido.

En el entorno del responsable de las finanzas del PP también se felicitaban de la citación y señalaban que estaba contento porque "por fin" iba a poder explicarse, informa Efe. Desde Cantabria, comunidad por la que Bárcenas es senador, el presidente del PP regional, Ignacio Diego, consideró que la decisión del Supremo "es un paso adelante hacia el esclarecimiento de su inocencia".

Pese a que el argumentario oficial del PP se centró en la idea de que la citación a declarar de ambos aforados no añade novedad alguna al caso, un importante número de dirigentes conservadores se felicitaba ayer por el "empujón" que la decisión del Supremo dará al caso. "Estamos un poco hartos de este tema y cuanto antes acabe, de la forma que sea, mejor", manifestaba un diputado. Si Bárcenas continúa con el guión que se ha trazado para gestionar su imputación, dimitirá temporalmente en cuanto se solicite el suplicatorio.

Mariano Rajoy invitó a su partido a

Hay en el partido quien considera que dado que las comparecencias son la próxima semana, podría haber tiempo para solicitar los suplicatorios y que este asunto no colee a la vuelta de las vacaciones de verano. Cada vez son más las voces en el PP que se lamentan del desgaste que el caso está suponiendo al partido. "No podemos avanzar, no podemos hacer política si en cada acto, en cada pueblo, en cada rueda de prensa se nos pregunta por este escándalo", explicaba una diputada.

Consciente de que la forma en la que está gestionando estos escándalos ha abierto algunas fisuras en el partido y en su círculo más íntimo de colaboradores, Mariano Rajoy lanzó ayer varios mensajes en clave interna a los suyos. Les recordó que saben navegar en "circunstancias de todo tipo" y les invitó a "distinguir el ruido de lo verdaderamente importante". A la hora de marcar "lo verdaderamente importante" se refirió a preparar las municipales, trabajar en las instituciones públicas y reforzar la alternativa, sobre todo a nivel nacional. También recordó que el triunfo electoral en Galicia, en las europeas y el resultado en el País Vasco son una muestra de que el partido va bien "aunque a algunos no les guste".