Publicado: 26.08.2014 17:53 |Actualizado: 26.08.2014 17:53

El PP impone su 'democracia' y rechaza las 42 peticiones al Gobierno de la oposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las vacaciones veraniegas no han "ablandado" el corazón político del PP. El grupo parlamentario popular ha hecho valer este martes, otra vez más, su mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados durante la sesión que ha celebrado la Diputación Permanente de la cámara, máxima instancia fuera del periodo ordinario de sesiones, y se opuso a todas las iniciativas planteadas por los diversos grupos de la oposición.

Desde el grupo parlamentario socialista hasta las formaciones políticas integradas en el grupo mixto, toda la bancada de la oposición al Gobierno que preside Mariano Rajoy había formulado hasta 42 solicitudes diferentes de comparecencia de varios ministros del Ejecutivo, incluida la del propio presidente Rajoy.

Pues bien, el PP dijo que no a todas y cada una de las comparecencias urgentes solicitadas por el conjunto de la oposición, por lo que no serán tramitadas y, en consecuencia, ningún miembro del Ejecutivo hará acto de presencia en sede parlamentaria para someterse al control por los asuntos esgrimidos en las solicitudes, al menos de forma urgente como justifica la oposición.

No es la primera vez que esto ocurre en los debates de la Diputación Permanente de la Cámara baja. El pasado verano y en el mes de enero de este año ya volvió darse la misma situación: el PP siempre se ha opuesto de forma tajante a las comparecencias de miembros del Ejecutivo ante las diferentes comisiones parlamentarias fuera de los periodos ordinarios de sesiones.

El grupo mayoritario también se ha opuesto a la celebración de un pleno extraordinario del Congreso de los Diputados para que el presidente explique, por ejemplo, la posición del Gobierno sobre la creciente tensión de la presión inmigratoria en las ciudades de Ceuta y Melilla y desde el norte de África hacia las costas de Cádiz o la iniciativa de propiciar la elección directa de los alcaldes para los próximos comicios municipales de mayo de 2015.

Todos los grupos de la oposición argumentaron sus peticiones en la necesidad de que hasta ocho miembros del Gobierno den explicaciones urgentes en sede parlamentaria en asuntos tan diversos como los perjuicios para el sector agrícola por el cierre del mercado ruso a diversos productos agroalimentarios hasta el cambio de criterio en la Seguridad Social a la hora de aplicar ciertos convenios para la jubilación anticipada de parados que cumplen requisitos establecidos con anterioridad.

También se pedía la presencia de varios ministros para explicar asuntos como la crisis del virus del ébola, el mal funcionamiento de la red de cercanías en Catalunya o la respuesta que prepara el Ejecutivo al ultimátum que da el informe elaborado por la ONU sobre los crímenes del franquismo, entre otros.

El conjunto de los grupos de la oposición respaldaron las comparecencias que formulaban, uno tras otro, las distintas formaciones políticas. El denominador común por parte de la oposición fue el de criticar la actitud obstruccionista de la formación mayoritaria, lo cual "va en contra de la calidad de la democracia española", en palabras de la portavoz socialista, Soraya Rodríguez. Uno de los asuntos más criticados fue el anuncio formulado desde las filas del PP de la decisión del presidente Rajoy de impulsar un cambio en la legislación electoral para permitir la elección directa de los alcaldes.

Los diversos portavoces del grupo popular que han intervenido en el debate han repetido una misma consigna: no hay justificación para las comparecencias urgentes porque o bien no están justificadas o bien porque ya están previstas en el calendario de comparecencias del Gobierno ante la cámara.

En este sentido el diputado De la Serna dijo textualmente que a lo largo del mes de septiembre "el Gobierno quizás presente sobre la mesa un proyecto abierto para su debate", en referencia a la elección de alcaldes. El portavoz  del grupo anunció que el ministro Montoro comparecerá el martes próximo a petición propia ante la comisión de Hacienda para exponer la posición del Gobierno respecto al caso Pujol y las consecuencias fiscales que se derivan.

Fue la única concesión del PP en la jornada, pero al margen de las peticiones planteadas por la oposición. "Sin duda es porque Montoro va a hacer un anuncio contrario a los intereses de CiU y el proceso soberanista", explicó en un receso una parlamentaria del grupo socialista.


http://www.quoners.es/q/voto-internet