Público
Público

El PP incluirá en su ponencia la posibilidad de castigar a los malos gestores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP incluirá en la ponencia política que se debatirá en su congreso de Sevilla la persecución de las malas prácticas económicas de los cargos públicos, de modo que incluso sean erradicados aquellos gastos que, siendo legales, podrían afectar al futuro de las cuentas.

Según han informado a Efe fuentes del Partido Popular, ésta es una de las medidas que recoge el texto inicial de la ponencia política que han coordinado el presidente de Melilla, Juan José Imbroda; el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; y el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti.

La ponencia, aún susceptible de modificaciones, puesto que los compromisarios pueden introducir enmiendas a lo largo de estas semanas, se dará a conocer durante la jornada de hoy. El propio Basagoiti lo ha anunciado en una entrevista en la Cadena Ser.

Señalan las fuentes que la idea de incorporar en la ponencia política la posibilidad de castigar a los malos gestores del erario estaba sobre la mesa antes de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hablara ayer de una iniciativa similar.

El ministro comentó que la intención consistía en perseguir penalmente a los malos gestores, pero el PP, en su ponencia, no es tan taxativo.

Aboga por perseguir las malas prácticas presupuestarias y se limita a explicitar que quien las comenta habrá de asumir sus responsabilidad. No se refiere, por tanto, a la posibilidad de establecer medidas del Código Penal.

Los populares plantean la obligación de que los gestores de cualquier ámbito de la administración sean conscientes de la situación actual, pero sobre todo de la situación futura de las cuentas públicas.

Para el PP es fundamental tener "un plus de responsabilidad", dicen las fuentes, y por ello abogarán no sólo por evitar los gastos que no estén respaldados en los presupuestos del Estado, de una comunidad autónoma o de una entidad local, sino incluso por acabar con aquellas inversiones que, aun recogidas en los presupuestos, pudieran generar desequilibrios.

Los populares quieren dejar claro que no harán nada que resulte gravoso para el ciudadano.

Asimismo, propondrán en su ponencia política que haya más controles internos de los gastos, añaden las fuentes consultadas.