Público
Público

El PP justifica en las prisas el sobrecoste del Palma Arena

Insiste en que la adjudicación de la obra se hizo respetando la "legalidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un día después de que el juez instructor del caso Espada levantara el secreto de sumario, el PP salió este jueves a justificar el sobrecoste del velódromo Palma Arena. Al parecer, se debió a las prisas. El portavoz de los conservadores en Balears, Carlos Simarro, aseguró que para que la infraestructura estuviera terminada a tiempo para acoger el mundial de ciclismo de 2007 se necesitaba a los mejores: 'Trabajaban las 24 horas y a tutiplén porque era necesario para nuestra comunidad', aseguró.

Simarro insistió en que, 'todas las fases de licitación y adjudicación de obras siempre se hicieron de acuerdo con la legalidad y con los informes necesarios'. Por lo que respecta a una posible comparecencia del ex presidente balear, Jaume Matas, ante el juez que instruye este caso de presunta corrupción Simarro aseguró que 'todo es posible'.

En este sentido, alabó la disposición del también ex ministro de aclarar cualquier punto sobre la obras del velódromo que costaron el doble de lo presupuestado.

El portavoz conservador volvió a apuntar hacia la teoría de la conspiración, la caza de brujas que, según él, se lleva a cabo contra el PP balear y, especialmente contra el ex presidente y sus consellers. Simarro se mostró, asimismo, convencido de que cuando se juzgue el caso saldrá a la luz que no hubo ninguna irregularidad que afecte a los conservadores. Precisamente, uno de los imputados en la causa que instruye el juez José Castro, y en libertad bajo fianza de 15.000 euros, es Rafael Duran, ex presidente del consorcio del Palma Arena, ex concejal de deportes del Ayuntamiento de Palma y actual portavoz del grupo municipal en el consistorio palmesano. Sobre esta última ocupación opinó la alcaldesa de la capital balear, la socialista Aina Calvo, quién se mostró comedida al afirmar que la situación de Duran 'no entra en los parámetros de la normalidad'.

Ya el pasado 6 de agosto, un día después, que estallara la operación Espada, por la que se detuvo a 5 personas relacionadas con el caso Palma Arena, entre ellas Rafael Durán, la alcaldesa lamentó 'la convulsión' generada tras los arrestos. Entonces, calificó la situación de 'desagradable' y mantuvo que había 'muchos indicios de que la gestión del Palma Arena no fue la deseable'. 'Es el velódromo más caro de la historia y nos ha costado una fortuna', puntualizó.

Mientras tanto, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma, José Castro, continuará este viernes tomando declaraciones a imputados y testigos en el marco de esta presunta trama de malversación de fondos públicos. Unas comparecencias que se alargarán hasta final de mes.

La más esperada es la del cuñado de Jaume Matas, Fernando Areal, ex gerente del PP, que se presentará ante el magistrado el 31 de agosto. Otras citaciones confirmadas son las del ex gerente del consorcio deportivo Illesport, Gonzalo Bernal, día 24 de este mes, la misma fecha en que declarará quien fuera director general de deportes del Consell de Mallorca. Antoni Palerm pasó una noche en los calabozos de la Policía Nacional para salir, un día después, con cargos por negociaciones prohibidas a funcionarios.