Publicado: 17.03.2014 18:56 |Actualizado: 17.03.2014 18:56

El PP se mueve para que Rajoy releve a Sánchez-Camacho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del PP catalán desmintió rotundamente ayer que la dirección nacional del partido, a petición del presidente del Gobierno, le hubiera ofrecido un puesto en la lista para las elecciones europeas del 25 de mayo. "Como no lo haya dicho Mariano Rajoy, la credibilidad es cero: nadie me ha hecho ninguna oferta a mí o al señor Cañete", aseguró Alicia Sánchez-Camacho, además, subiendo al carro de su desmentido al ministro de Agricultura, a quien desde hace meses, en el PP y fuera de él se sitúa como número uno de la candidatura conservadora al Parlamento Europeo. El nombre de quien encabece la lista y el resto de su composición se conocerán la primera semana de abril, informó Rajoy en una entrevista al diario ABC este fin de semana.

Los rumores machacones y algunas informaciones sobre el inminente relevo de Sánchez-Camacho vienen de meses atrás, aunque ha sido una breve noticia en El País del viernes 14 confirmando la candidatura europea de la baronesa catalana la que ha forzado a ésta y a su equipo a realizar el desmentido oficial. "No hay nada de eso; es mentira", subraya el entorno de Sánchez-Camacho, que insiste, como ella misma ayer en Barcelona, en que la catalana está volcada en el partido y se siente "absolutamente reforzada" en su liderazgo. Además, informan desde Barcelona, la formación autonómica ya habría elegido a Santiago Fisas para repetir en la lista europea como cuota catalana. También Carlos Floriano, ayer, en rueda de prensa desde la sede nacional del PP y aunque sin citar a Camacho, mantuvo que ni el número uno ni el resto de puestos aspirantes a un escaño en el Parlamento Europeo están decididos aún.

Lo que las fuentes consultadas ya de forma oficiosa confirman -y es un secreto a voces- es que existe "preocupación" por la caída en los sondeos del PP catalán, traducido, sobre todo, en un trasvase abrumador de los votos conservadores a Ciutadans de Albert Rivera, que si se celebrasen elecciones en Catalunya ahora, pasaría a ser el referente del frente anti-independentista en el Parlament. El problema, además, es que los comicios catalanes podrían no estar lejos, ni mucho menos, pues en círculos políticos catalanes se da por hecho que Artur Mas los convocará para 2015 pase lo que pase el 9 de noviembre de 2014, cuando la Generalitat quiere celebrar el referéndum soberanista.

La "preocupación" que reina en el PP por el declive de su formación catalana, que precisamente, había conseguido sus mejores resultados en 2010 (18 escaños) con Alicia Sánchez-Camacho -algo que Rajoy no olvida-, se ha traducido en movimientos internos para "trabajarse" el relevo de la también senadora. Sobre todo, los conservadores apuntan al director de Gabinete del presidente, el catalán Jorge Moragas, que, desde hace tiempo, "dirige" con el beneplácito de Rajoy las políticas del PP en la Comunidad.

Albiol suena con fuerza para sustituir a Camacho; en 2013 se sometió al primer juicio por xenofobia de un alcalde españolLo chocante es que el jefe del Gabinete de Rajoy, razonan en el PP, ha sido quien abrió la puerta a Camacho para la interlocución directa con el presidente y propició gestos tan polémicos como la propuesta de una financiación diferenciada para Catalunya por parte de la dirigente del PPC, que inmediatamente fue desautorizada por María Dolores de Cospedal y criticada públicamente por varios barones indignados. Con todo, si Moragas busca la caída de Camacho, cuenta a su favor con su ascendiente sobre Rajoy -siempre relativo en todos a los que el presidente pide opinión- y con la convicción de varias voces del PP que creen como él que la sustitución de Camacho es necesaria.

Fue la propuesta de Sánchez-Camacho para financiar Catalunya, junto con el escándalo del espionaje en el restaurante La Camarga, lo que habría ido debilitando a la presidenta del PP catalán y poniendo sobre la mesa del partido la necesidad de un recambio, que podría hacerse efectivo con la celebración de un Congreso Extraordinario en verano si se confirmase la salida de la senadora hacia Europa. Los conservadores buscan un perfil muy definido para el liderazgo del PPC que se diferencia del de Rivera; por ejemplo, el del alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, que en noviembre de 2013 se sometió al primer juicio por xenofobia de un alcalde español tras repartir panfletos con lemas como "No queremos rumanos". Fue absuelto un mes después.