Público
Público

El PP de Murcia se rebela contra el Estatuto manchego

Dos diputados avisan de que lo rechazarán aunque el trasvase figure en el preámbulo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni en la disposición adicional de la propuesta que aprobaron las Cortes de Castilla-La Mancha, ni en el preámbulo como han acordado las direcciones nacionales del PSOE y el PP. Y mucho menos si el texto incluye un plazo para extinguir el trasvase del Tajo, fijado en la propuesta inicial en el año 2015. En Murcia dicen "no".

Dos diputados del PP murciano, Arsenio Pacheco y Jaime García Legaz, anunciaron ayer que votarán en contra del nuevo Estatuto de Castilla-La Mancha si el texto menciona el fin de esta obra hidráulica, aspiración reclamada por el Ejecutivo manchego y rechazada desde un principio por los gobiernos de Murcia y Valencia.

"Queremos que desaparezca por completo la derogación, y que no entre ni en el preámbulo ni en ningún sitio", explicó García Legaz.

Como adelantó Público el pasado viernes, PSOE y PP han pactado que la extinción de esta obra hidráulica figure en el preámbulo del Estatuto y carezca, pro tanto, de carácter normativo. Dos diputados conservadores rompieron la disciplina de voto de su Grupo en octubre, cuando la reforma inició su tramitación en el Congreso. Ahora amenazan con reincidir. "En estos términos el Estatuto es innegociable y sólo queda que vuelva a las Cortes de Castilla-La Mancha", defendió ayer Pacheco.

El PP de Murcia se erige así en un frente resistente a la voluntad de la dirección nacional de su partido, inclinada a favor de la postura de los conservadores manchegos, liderados por la secretaria general de esta formación, María Dolores de Cospedal.

Sin embargo, el Gobierno de Castilla La-Mancha no está dispuesto a aceptar que la caducidad del trasvase no figure en el Estatuto reformado, aunque confirmó ayer que acepta cambiar su ubicación. Según explicó la portavoz del Ejecutivo regional, Isabel Rodríguez, el Gobierno presidido por José María Barreda no pone reparos a que el fin del trasvase figure en el preámbulo y no en la parte dispositiva, tal y como han pactado PSOE y PP al negociar sus enmiendas.