Publicado: 22.10.2014 14:58 |Actualizado: 22.10.2014 14:58

El PP necesita cuatro votaciones para colocar a José Antonio Sánchez al frente de RTVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Congreso de los Diputados ha designado este miércoles nuevo presidente de la corporación RTVE al periodista José Antonio Sánchez, que se convertirá en el presidente número 33 del ente público y el cuarto desde que es corporación. El PP he necesitado cuatro votaciones para imponer a su candidato, con las protestas de los representantes de los trabajadores del ente.

Primero, necesitó dos votaciones para formar parte del Consejo de Administración de la Corporación, pues en la primera no logró la mayoría necesaria.  Luego, consiguió el pasado jueves el respaldo suficiente en segunda votación para formar parte del consejo pero le faltó el apoyo necesario en primera votación para ser elegido presidente. Tras el cambio legislativo aprobado por el Gobierno del PP en 2012, para ser elegido presidente de RTVE se necesita el respaldo de dos tercios (más de 230 escaños) en un primer intento, o al menos mayoría absoluta (176) en un segundo. 

En la votación de este jueves, realizada de manera individual mediante papeleta, han participado 305 diputados, de los cuales 182 han apoyado a Sánchez y 122 han votado en blanco, a lo que se ha sumado una papeleta nula. Izquierda Plural, PNV y Amaiur optaron por no participar en la votación.

Después de que el Consejo de Administración de RTVE se reuna para ratificar el nombramiento de Sánchez, el nuevo presidente tomará posesión posesión de su cargo en un acto en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, que presidirá Jesús Posada, un mes después de que Leopoldo González-Echenique presentara su dimisión. De esta forma, se convertirá en el cuarto presidente de RTVE que accede al cargo con el respaldo del Congreso, tras sus predecesores Luis Fernández, Alberto Oliart y Leopoldo González-Echenique.

Sánchez, de 58 años, es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, ya ocupó un cargo en la corporación como director general entre los años 2000 y 2004. Desde 2011, es director general de Telemadrid.

A pesar de que se renueve la cabeza de la Pública, sigue pendiente de reforma el Consejo de Administración, con cuatro de sus miembros, en concreto, de dos consejeros propuestos por el PP, uno por el PSOE y otro por IU, que agotaron su mandato en diciembre de 2012. Se trata de Andrés Martín Velasco y Rosario López Miralles (PP), Miguel Ángel Sacaluga (PSOE) y Teresa Aranguren (IU). La falta de acuerdo entre el PP y el PSOE provocó que la última renovación del Consejo de Administración de RTVE, prevista para 2010, se retrasara dos años, hasta junio de 2012, tras la reforma de la Ley impulsada por el Gobierno que cambió el proceso de elección y redujo el número de miembros, de doce a nueve consejeros.

Las cuentas de RTVE serán el principal reto al que se enfrentará Sánchez. Las pérdidas de RTVE se cifran en 716 millones de euros desde el año 2007, cuando nació la corporación, hasta el año 2013. Asimismo, el organismo arrastra desde los últimos dos años un déficit estructural en torno a los 100 millones de euros.

Ante el relevo al frente de la corporación, los trabajadores difundieron recientemente un manifiesto en que reclaman una televisión plural e independiente, y poder trabajar "con total libertad e independencia", de acuerdo con los códigos deontológicos de la profesión y las directrices que marca la propia ley de la radiotelevisión pública.