Público
Público

El PP se niega a retirar medallas a Francoen Sestao y no condena sus bombardeos

Los concejales conservadores optan por la abstención en dos votaciones relacionadas con la memoria histórica 

Publicidad
Media: 3.64
Votos: 14
Comentarios:

Recorte de un periódico de la época en el que se recoge la noticia del bombardeo franquista sobre Sestao.

BILBAO.- Aunque el PP no lo quiera, el nombre del dictador Francisco Franco dejará de figurar como “hijo adoptivo” de Sestao, una localidad vizcaína que vio morir a un buen número de vecinos durante la guerra y la dictadura. En un pleno celebrado este martes, la corporación aprobó la retirada de todos los títulos otorgados por las sucesivas corporaciones franquistas. La moción, que había sido impulsada por EH Bildu, ha contado con el respaldo del PNV –en poder de la alcaldía- y del PSE. Del otro lado se situaron los dos concejales populares, quienes optaron por abstenerse.

“Por decirlo de una manera suave, la actitud del PP me parece absolutamente lamentable”. Así se expresaba Patxi Domínguez, representante de la asociación de memoria histórica Gogoan Sestao, tras el pleno municipal que trató este asunto.

Algunos minutos antes y delante de sus propios ojos, Eduardo Andrés y Óscar Rodríguez, electos por el PP, se habían descolgado de la moción que permitía despojar a Franco de sus títulos honoríficos. En su justificación, los concejales del partido de Rajoy argumentaron que la moción venía de EH Bildu –partido al que relacionan con el mundo de la violencia- y que, por tanto, no podían respaldarla.

De esta manera, el PP se negó a votar una moción que permitirá despojar a Franco de la medalla de oro y del título de “hijo adoptivo” de Sestao que le habían otorgado las autoridades locales el 26 de junio de 1966. Según figura en el acta del pleno celebrado aquel día, el ayuntamiento destacaba “los méritos, cualidades y circunstancias singulares” que reunía el dictador. “Sestao, pueblo en su totalidad integrado por clase obrera, feudo de intrigas y divisiones, supo estar presente en el resurgir de la patria”, puede leerse en otro tramo del expediente municipal.

Según ha podido confirmar Público, también se retirarán los títulos concedidos al Frente de Juventudes de Falange y al ex alcalde franquista Jesús Sainz Planillo, un siniestro personaje que aún conserva una placa de homenaje en el cementerio local.

“Hemos intentado conseguir una declaración de ilegitimidad y nulidad de todo lo que hicieron los franquistas en Sestao, también en materia de condecoraciones. Sin duda alguna, ha sido un avance”, comentó Patxi Domínguez.

En cualquier caso, el integrante de la asociación memorialista Gogoan Sestao no ocultó su malestar hacia la actitud del PP. “Ya no es la callada por respuesta –señaló-, sino que ahora intentan desviar la atención con argumentos casposos, que ya no vienen a cuento”.

Por su parte, EH Bildu tampoco se mostró sorprendida por la actitud de la formación conservadora. “¿Sorpresa? Para nada. Cada vez que proponemos algo, el PP se niega sistemáticamente a votarlo, aún incluso cuando se trate de los títulos otorgados a la dictadura”, apunta Iban Lantxo, concejal de la plataforma independentista.

Imagen aérea del bombardeo de Sestao.

Bombardeo de Durango

Algunas horas antes de que los ediles del PP de Sestao declinasen apoyar la retirada de títulos franquistas, sus compañeros de partido en Durango también cosechaban las críticas de la oposición por otro asunto relacionado con la memoria histórica. En este caso, los concejales populares se abstuvieron de votar una declaración institucional sobre el bombardeo franquista que sufrió dicha localidad el 31 de marzo de 1937, en el que murieron más de 300 personas.

En ese texto, la corporación muestra su compromiso con las víctimas de aquel trágico episodio, manifiesta su absoluto rechazo hacia la dictadura y la represión franquista y se compromete a poner en marcha una Comisión de Verdad, Justicia y Reparación, unos puntos que no contaron con el beneplácito de los tres concejales del PP. Uno de ellos, Juanjo Gastañazatorre, saltó a las pantallas de los informativos estatales en febrero pasado, tras fotografiarse disfrazado de soldado nazi en los Carnavales de Tenerife.