Público
Público

El PP no exige la dimisión de cargos valencianos implicados en la 'Gürtel'

La dirección nacional se limita a respaldar la remodelación realizada por Camps

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección del PP dio ayer por buenos y suficientes los cambios realizados por Francisco Camps en Valencia. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, señaló que 'las decisiones' adoptadas en el Comité Ejecutivo Regional estaban 'totalmente respaldadas' por Rajoy.

No importa que en el organigrama del partido sigan figurando los nombres del vicesecretario de Organización, David Serra, o el de la tesorera del partido, Yolanda García. O que en el Consell siga como vicepresidente Vicente Rambla. Todos ellos figuran en un informe policial que denuncia la financiación ilegal del PP valenciano. En dicho documento también se habla de una empresa familiar de Juan Cotino, vicepresidente de la Generalitat y hoy uno de los hombres fuertes de Camps. Ese informe fue determinante para la destitución de Ricardo Costa, pero no parece necesario que ellos deban dimitir de sus cargos.

'El PP de Valencia tuvo su reunión y aprobó una nueva ordenación de la estructura de dirección con una amplísima mayoría', recordó Cospedal. El presidente de la Generalitat sustituyó a Costa por Antonio Clemente como secretario general y dio cargos a otras cinco personas más. No hay ninguna intención de exigirle que haga algo más de momento.

Mariano Rajoy señaló ayer ante el Comité Ejecutivo Nacional que la corrupción le 'preocupa'. 'Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitarla y combatirla', señaló.

Rajoy prometió que a la siguiente reunión llevaría un código de buenas prácticas

Para el líder del PP, se debe 'elegir bien' a los cargos públicos y 'aumentar el nivel de exigencia'; si es preciso, 'modificando la legislación'.

Rajoy prometió que a la siguiente reunión llevaría un código de buenas prácticas. También anunció que propondrá 'a la sociedad española y al conjunto de partidos políticos un gran pacto por la transparencia y contra la corrupción'.

El PP siempre ha rehuido suscribir este acuerdo cuando el PSOE lo ha querido sacar adelante. Pero ahora Rajoy desea que se 'perciba' al PP 'como una fuerza nacional, unida y limpia'.

Durante su intervención en la reunión, Camps señaló que desde el primer momento él apostó por Rajoy como líder y que había sido una de las decisiones 'más acertadas'. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se quejó de los ataques que están sufriendo y recordó que en su comunidad no hay ningún imputado por el caso Gürtel.