Público
Público

El PP obtiene el peor resultado en estimación de voto desde 2011 pero aumenta su ventaja con el PSOE

El PP tiene una intención de voto del 34%, su peor dato desde que Rajoy ocupa La Moncloa, según el CIS. El PSOE sigue sin levantar cabeza y se queda en un 28,2%, a casi seis puntos de los conservadores. IU, con un 9,9%, y UPyD, con un

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP cuenta con un respaldo electoral del 34%, lo que supone su peor dato desde que Mariano Rajoy ocupa La Moncloa, y diez puntos menos que el resultado que obtuvo en las generales de noviembre de 2011. Pese a estos malos resultados, los conservadores han aumentado un punto, hasta los 5,8 puntos, su ventaja sobre el PSOE respecto a la última encuesta electoral de enero, según refleja el Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que se hizo público este viernes.

El Gobierno al menos encuentra un consuelo: el PSOE pierde más apoyos que el PP, de acuerdo a la encuesta cocinada por el CIS. Los socialistas  tienen una intención de voto del 28,2%, resultado prácticamente idéntico que el que cosecharon en las elecciones de 2011, cuando lograron el 28,7% de los votos. El partido liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba ha perdido dos puntos respecto al Barómetro de enero, cuando el CIS le daba un 30,2% en intención de voto. 

Ahora bien, al preguntar por la intención de voto directo, el 13,7 por ciento se decanta por el PSOE y el 12,5% por el PP, con una abstención cifrada en el 22,7% y otro 21,5% que 'no sabe' o 'no contesta'.

Mientras bajan los dos grandes partidos, suben tanto Izquierda Unida como UPyD, que cosechan su mejor dato de los últimos años con un respaldo del 9,9% y 7,4%, respectivamente.

En cuanto al resto de partidos, CiU sigue perdiendo apoyos y se queda con un 3,4% en estimación de voto, el mismo porcentaje que tenía en enero de 2012. El PNV también baja, aunque su caída respecto a enero es de apenas una décima: 1,2% frente al 1,3% logrado en la anterior encuesta electoral del CIS. 

Rajoy, con una nota de 2,44, está peor valorado que Rubalcaba, que llega al 3

Por lo que se refiere a la valoración de los políticos, ninguno aprueba: ni tan siquiera supera el 4 sobre 10. Rosa Díez, cabeza de UPyD, repite como la líder política mejor valorada con una nota de 3,96 puntos, pero desciende del 4,33 de enero. Mariano Rajoy también baja: figura en décimo lugar con 2,44 puntos. A Alfredo Pérez Rubalcaba tampoco le va mucho mejor: pasa del 3,4 en enero al 3 en abril.

El líder de IU, Cayo Lara, rebaja también su valoración desde una nota del 3,88 al 3,52, y el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, la reduce también ligeramente al pasar del 2,63 al 2,61. Entre otros dirigentes, Aitor Esteban, el portavoz del PNV en el Congreso, se estrena en un barómetro de estas características con una nota del 2,3 después de sustituir en este cargo a Josu Erkoreka.

Los ministros del Gobierno obtienen incluso peor nota. El peor valorado es José Ignacio Wert, titular de Educación y Cultura, que a duras penas llega al 1,76 sobre 10. Le siguen como los peor valorados: Ana Mato, con 1,99; Fátima Báñez, con 2,19 y Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, que obtiene una nota de 2,22. Curiosamente, Montoro tiene una peor valoración que el ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, que obtiene un 2,55.

El CIS también incluye la valoración de los ciudadanos sobre la forma del Estado. Un 12%, casi un punto más que en marzo, quiere que las comunidades autónomas tengan más autonomía que en la actualidad. Según esta encuesta, también se incrementa en siete décimas respecto a marzo —hasta un 9,1%— el porcentaje de españoles que desearía que el Estado reconociese a las comunidades la posibilidad de convertirse en Estados independientes.

La encuesta del CIS revela un descenso de seis décimas entre los que desean un Estado con un único Gobierno central sin autonomías, opinión compartida por el 23,6%. Sin embargo, en los datos se aprecia una ligera subida -de 4 décimas- entre la población a la que le gustaría que las regiones tuviesen menos autonomía, y que se sitúa en el 14,9%.

El barómetro también desvela que el 55% de los encuestados se siente tan español como de su comunidad autónoma frente a un 14,6% que se siente 'únicamente español' y un 5,6% 'únicamente de su comunidad'. Un 11,8% se identifica más con su autonomía que con España mientras que un 6,8% se siente 'más español que de su comunidad autónoma'. Por contra, casi un 5% no asume ninguna de estas opciones y un amplio 11% no sabe o no contesta.

La encuesta del CIS fue realizada entre el 1 y el 8 de abril, período en el que se efectuaron 2.482 entrevistas en 236 municipios y 46 provincias.