Público
Público

El PP ofrece recortes en ciencia y cultura por valor de 750 millones

En las enmiendas a los Presupuestos, los conservadores proponen recortar 200 millones al Fondo de Ayuda al Desarrollo y otros 200 a RTVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular ha presentado sus enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2011. En total, un paquete con 504 enmiendas en las que se propone un recorte de 750 millones que metería la tijera especialmente en la ciencia y la cultura. 

En concreto y según ha explicado el portavoz económico de los conservadores, Cristóbal Montoro, el Partido Popular propone recortar la ayuda al desarrollo, la financiación de RTVE, el 'fondo de imprevistos', las partidas para Medio Ambiente, las subvenciones nominativas para ciencia y las que perciben el cine, partidos políticos y agentes sociales. Con esto, el PP pretende 'descongelar' las pensiones en 2011. 

Montoro ha asegurado que su partido quiere que las pensiones se revaloricen el 1% para 2011, revisable de acuerdo con el IPC de noviembre. Desglosado, el recorte que propone el PP reduciría en 200 millones la sección 31 de los presupuestos, que es el 'fondo de imprevistos' con el que se negocian los apoyos parlamentarios. Además, otros 200 millones se eliminarían del Fondo de Ayuda al Desarrollo y otros 200 lo harían de la financiación a la corporación Radio Televisión Española.

De las subvenciones nominativas del Ministerio de Ciencia e Innovación se recortarían 50 millones y otros 33 de las políticas de ayuda al cine. A esto, se sumaría un recorte de 12 millones de las aportaciones a los partidos políticos y otro de 5 millones a los sindicatos y a otros agentes sociales. 

Montoro explicó que la previsión de ahorro para permitir que se mantenga la revalorización automática de las pensiones en función del IPC es la mitad de la que estimó el Gobierno en mayo, cuando aprobó la medida, 1.500 millones de euros, porque no contempla la compensación a los pensionistas por la desviación de la inflación en noviembre de 2011, que computaría en las cuentas de 2012.