Público
Público

El PP de Palma se abstiene de votar para retirar una distinción a Franco

La Medalla de Oro fue concedida al dictador en 1946. El Ayuntamiento también deja sin efectos los acuerdos de depuración de funcionarios por razones políticas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular del ayuntamiento de Palma de Mallorca se ha abstenido en la votación del pleno que ha retirado la Medalla de Oro de la ciudad a Francisco Franco. La medida, que ha salido adelante con los votos a favor del PSOE y de Bloc, deja sin efecto la distinción que honraba al dictador desde el 20 de febrero de 1946 y reconoce la labor de los que fueron represaliados por el franquismo. 

El Ayuntamiento expresa así el reconocimiento por todas las personas que sufrieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la posterior dictadura, pero en especial a los 66 funcionarios municipales que fueron represaliados y destituidos de sus cargos por pertenecer o colaborar con la izquierda.

El objetivo, según señala el escrito respaldado hoy por el pleno del Ayuntamiento, es 'reparar el dolor y el daño infligidos a los funcionarios de este Ayuntamiento solo porque pensaban de un modo distinto'.

El texto declara nulas todas las disposiciones dictadas para depurar por cuestiones ideológicas

El portavoz de los conservadores en el consistorio, Julio Martínez, ha defendido su abstención en la votación 'para permitir que salga adelante y se deje sin efecto la concesión de la medalla a Franco', pero ha remarcado que un escrito tan 'identificado' con 'uno de los bandos' no merece un voto a favor.

'Yo entiendo que se presente esto ahora porque es una necesidad electoral. Se pudo hacer hace un año, pero hace un año no había elecciones', ha dicho Martínez, para denunciar que este acuerdo 'sirva para desviar la atención de la situación que viven los ciudadanos de Palma'.

La concejala de Cultura, Juventud y Patrimonio, Nada Ramon, ha defendido que su 'escrito sectario' se ajusta totalmente a la Historia y ha invitado al portavoz del PP a leer los libros de texto actuales y comprobar 'cómo los términos son los mismos'.

'Esto no es memoria, es Historia', ha insistido Ramon quien ha recalcado que la única cuestión que se ha debatido hoy es la de si se retira o no la medalla de oro de Palma a Franco. 

Ramon ha concluido su defensa del acuerdo adoptado hoy recomendando a Martínez que, si realmente considera 'que da votos cumplir la legalidad vigente y quitarle un reconocimiento a un dictador' que vote a favor de ello.

El acuerdo de hoy declara nulos todos los acuerdos adoptados por sus órganos de gobierno y las disposiciones dictadas para depurar por cuestiones ideológicas contra trabajadores municipales y le restituye todos sus derechos.

Asimismo, se compromete a adoptar las medidas necesarias para la protección, la integridad y la catalogación de los documentos que estipula la Ley de la Memoria Histórica (Ley 52/2007) y garantizará el derecho de acceso a los fondos documentales que custodia.

El Ayuntamiento de Palma también se compromete a facilitar a quien lo solicite las tareas de localización y, si cabe, la identificación de los desaparecidos y señala explícitamente que la Empresa Funeraria Municipal hará lo posible por garantizar este derecho.

A pesar de los numerosos homenajes a los artífices de la sublevación militar de 1936 y de la dictadura que, revistiendo nombres de calles u otros símbolos, siguen vigentes, las más significativas retiradas de vestigios franquistas se han concretado en algunos municipios en los últimos meses. 

- El ayuntamiento de Algeciras retiró el pasado enero la distinción de hijo adoptivo y alcalde perpetuo de la ciudad que rendía tributo al dictador desde 1964. 

- El ministerio de Defensa catalogó una decena de acuartelamientos militares que han perdido sus nombres franquistas para adaptarse a la normativa. 

- El título de alcalde honorario también le fue retirado a Franco el pasado octubre , en un proceso de votación que, al igual que en el consistorio mallorquín, salió adelante con las abstenciones del PP. 

- Una sentencia pionera obligó al ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en septiembre de 2010 a catalogar y retirar cuantos vestigios franquistas hubiera en la ciudad. 

- La última estatua ecuestre del dictador se erguía en Melilla hasta agosto de 2010 , cuando la comandancia militar de la ciudad autónoma procedía a su retirada. 

- Unos meses antes, en marzo, el patio de Herrerías del arsenal militar de Ferrol, perdía de vista las más de ocho toneladas de peso de la estatua ecuestre que aún se conservaba en la ciudad natal del dictador.