Público
Público

El PP pasa de las anchoas a los regalos de navidad

González Pons minimiza los cargos contra Camps al asegurar que todo el mundo recibe regalos en Navidad. Esperanza Aguirre se mofa: "El otro día acepté unas picotas y, según me las comía, pensé: 'Uy, ahora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Primero fue el apoyo cerrado al 'yo me pago mis trajes' del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. Pocas semanas después -y a medida que el grado de las revelaciones ganaban fuerza y relevancia-, desde el PP se pasó a minimizar la importancia de los hechos por los que se acusaban a Camps, todos vinculados a la rama valenciana del 'caso Gurtel'.

Él podría haber aceptado unos trajes, sí, pero Zapatero no había rechazado nunca las latas de anchoas que ofrece de forma sistemática -al presidente del gobierno y al resto de altos cargos, sin importar su adscripción política- el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, según denunció la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Este martes los conservadores han elevado la cuantía de los regalos susceptibles de ser admitidos por los políticos: de la lata de anchoas se ha pasado a los regalos de navidad. '¿Quién no recibe regalos en Navidad?', se ha cuestionado el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons.

No obstante, incluso en una cuestión como esta la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha optado por ser el verso suelto dentro del partido. La 'lideresa' ha  asegurado que cuando le han ofrecido 'cosas valiosas' como regalo las ha devuelto. Y, como es habitual, ha bromeado sobre el tema: 'El otro día acepté unas picotas y, según me las comía, pensé: 'Uy, ahora me van a sacar en el Gürtel''', se ha reído Aguirre para reconocer que hoy mismo, durante su visita al Convento de las Clarisas de Chinchón, ha recibido unas 'pastas de las clarisas'.

Bromas al margen, el secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha acusado al Gobierno de ser el responsable de la filtración de una 'pieza policial inservible' para dañar a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y al principal partido de la oposición. Además ha afianzado la tesis de Barberá, que en su momento apuntó a Zapatero por aceptar anchoas regaladas del presidente cántabro Revilla, al asumir como normal que los políticos reciban regalos. 'Todo el mundo recibe regalos en navidad', ha explicado Pons.

En declaraciones a Punto Radio, González Pons ha recalcado que la información del diario El País -sobre una grabación en la que Álvaro Pérez, El Bigotes, uno de los supuestos cabecillas de la trama Gürtel en Valencia, dice que habría regalado bolsos de lujo a Barberá -, es 'una pieza policial inservible'.

Preguntado por si efectivamente Barberá recibió regalos de responsables de la trama Gürtel , ha indicado que esa 'supuesta' grabación se produjo 'en plenas navidades' y ha dicho que 'todo el mundo recibe regalos en navidad'.

En ese sentido, ha dicho que si se tiene que abrir un debate sobre regalos 'que se abra, pero no a costa de una información policial cerrada, probablemente incluso falsa, filtrada para perjudicar el buen nombre' de Rita Barberá.

En términos similares se ha expresado la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, que ha negado haber recibido regalos de la trama de Francisco Correa y ha pedido que no se sea hipócrita sobre este tema.

'Yo estoy con las declaraciones realizadas en el día de ayer por Rita Barberá: Que salgan los políticos del PSOE o cualquier otro partido que no han recibido regalos; o los directores de los medios, periodistas, arquitectos o directores de banco'ha retado. 'En España, en general, en los últimos años se han hecho regalos. Ha habido una época de una bonanza económica que ha hecho más fácil que se recibieran regalos y eso es una cosa que no tiene que ver con que eso pueda implicar una voluntad delictiva', ha agregado.

Por su lado, el actual portavoz en el Senado del PP, Pío García-Escudero, ha admitido que recibió 'un reloj' muy caro por parte del empresario Francisco Correa, una de las bases del 'caso Gürtel', pero subrayó que ordenó inmediatamente su devolución, al entender que 'hay que saber dónde está el límite'.

De todo menos respaldo ha recibido hoy Barberá del PSPV-PSOE. Su secretaria general en la provincia de Valencia, Carmen Martínez, ha preguntado a la alcaldesa de Valenciasi cree 'normal' recibir 'regalos o dádivas de organizaciones de delincuentes'. 'La señora Barberá considera normal que los políticos reciban regalos pero ¿los aceptaría ella de la mafia siciliana por ser Navidad?', inquiere en un comunicado.

Martínez sostiene que 'no todos los regalos son iguales, a pesar de la época del año en la que se hagan', y subrayó que según la información publicada es Alvaro Pérez, 'y no otra persona quien le habría hecho el supuesto regalo'.

El diputado de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares ha recomendado a Barberá queno comparar los simples 'regalos' que se hacen a los políticos con los que se dan a 'cambio de favores' ya que, a su juicio, eso es 'cohecho y corrupción'. A su juicio, la actitud adoptada por Barberá es la de la 'teoría del ventilador' porque 'se refirió a los trajes de Camps' como una práctica 'generalizada' dentro de la política. Por ello, pidió al Partido Popular no 'desviar' la atención de la Justicia y 'responder' a las acusaciones judiciales.