Publicado: 25.11.2013 12:09 |Actualizado: 25.11.2013 12:09

El PP pedirá a la Fiscalía que revise su contabilidad

Cospedal, que desmintió ante la plana mayor del partido que las obras de Génova se pagaran en negro, insiste tras la reunión en que los costes de la remodelación de la sede están detallados en la memoria contable ofic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha anunciado este lunes que el partido pedirá a la Fiscalía que revise su contabilidad para tratar de demostrar que la remodelación de la sede de Génova, que costó según ha desvelado unos 5,6 millones de euros, no se pagó en dinero negro. Antes, durante la reunión del Comité Ejecutivo, Cospedal tuvo que dar la cara ante la plana mayor después de que el viernes pasado el juez Pablo Ruz expresara en su último auto sobre el caso Bárcenas  "la presunta existencia por parte del Partido Popular de una cierta corriente financiera de cobros y pagos continua en el tiempo, al margen de la contabilidad remitida por el Partido Popular al Tribunal de Cuentas".

"Eso lo vamos a hacer porque queda meridianamente claro que están reflejados absolutamente todos los pagos. Otros papeles que no son la contabilidad del PP y que no he hecho yo, todo el mundo sabe quien los ha hecho, de eso no puedo dar conocimiento porque quien lo tiene que contar es la persona afectada [...] El total de la obra figura en la contabilidad del partido", aseguró Copedal que si bien no llegó a decir que Ruz estaba equivocado, sí que volvió a insistir por enésima vez en que el PP sólo tiene unos libros contables: "Los papeles o cuentas de otros serán de otros", dijo.

El viernes Ruz citó como imputado al exgerente del PP Cristóbal Páez después de recibir un informe policial que confirmaba "a nivel indiciario" de "una cierta corriente financiera de cobros y pagos [...] al margen de la contabilidad oficial". El juez de la Audiencia Nacional indicaba que existieron los pagos en negro y que esa contabilidad "habría sido utilizada en el presente caso para atender a determinados pagos al arquitecto y responsable de la empresa Unifica", que realizó las obras de reforma de la sede entre 2005 y 2011.

Por esa razón, Ruz también ha decidido citar como imputado al arquitecto responsable de dichas obras, Gonzalo Urquijo, como autor de un delito contra la Hacienda Pública del que habrían sido cooperadores necesarios el extesorero del PP Luis Bárcenas y del susodicho Páez.

Al ser preguntada si el PP está dispuesto a someter sus cuentas a una auditoría externa, Cospedal ha recordado que su partido ya quiso someter su contabilidad a auditoría externa y "fue imposible" porque, según ha dicho, todas las empresas que se dedican a esta actividad dijeron en su día que esas cuentas ya estaban sometidas al Tribunal de Cuentas.

Finalmente, la secretaria general de los conservadores ha señalado que "todo" el Comité Ejecutivo Nacional del PP ha "entendido perfectamente bien" sus explicaciones porque todos los pagos están en la contabilidad del PP. "Son datos objetivos y los números no engañan", ha proclamado.

La secretaria general del PP ha vuelto a mantener la misma actitud que tenía en los inicio del caso Bárcenas y ha evitado referirse al extesorero por su nombre. A los altos cargos del PP y en especial al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, les costó meses usar el apellido Bárcenas para hablar de la trama de financiación ilegal. Eso cambió durante un tiempo pero desde hace unas semanas Cospedal ha vuelto a borrar de su vocabulario la palabra Bárcenas y, como hizo esta mañana, sólo habla de él como "otros" y aclara que "por otros todos ustedes saben a quién me refiero".