Público
Público

El PP pide a sus cargos públicos "transparencia"

Será uno de los ejes de los programas electorales para 2011 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular arrancó ayer en la sede nacional de la formación los primeros pasos para la elaboración de su programa marco electoral para las autonómicas y locales de 2011. La formación, salpicada por múltiples escándalos de corrupción el caso Gürtel en Madrid y Valencia, y el Palma Arena en Baleares, entre otros se ha propuesto que uno de los ejes del programa marco sea el de la 'transparencia y rigor en el ejercicio de los cargos públicos'.

Se trata concretamente del tercero de los ejes del programa marco que ayer dio a conocer Ana Mato, vicesecretaria de Organización del PP, a los representantes de la formación en las diferentes comunidades autónomas. En un comunicado difundido al término de la reunión, el partido concretaba la intención de que los programas electorales con los que concurran a las elecciones de mayo del próximo año tengan como eje fundamental 'la transparencia y el rigor en el ejercicio de cargos públicos'. Y completa: 'englobará los códigos éticos, los compromisos de los candidatos electos y los cambios necesarios en la legislación para incentivar la participación ciudadana en la vida pública autonómica y municipal'.

Pese a estos objetivos, el PP mantiene en su puesto a altos cargos políticos en el punto de mira de la justicia. Es el caso del president de la Generalitat, Francisco Camps, imputado por cohecho en el caso de los trajes, o José Joaquín Ripoll. Este último, presidente de la Diputación de Alicante, está imputado por cinco delitos diferentes, cohecho y negociaciones prohibidas a funcionarios, entre otras, en el marco del caso Brugal.

Hasta la fecha, la única actuación de la dirección nacional del partido respecto a estos episodios ha sido la de transmitir la idea de que se actuará a medida que vayan avanzando las investigaciones judiciales.

Respecto al código ético, la formación aprobó su denominado 'código de buenas prácticas' el 21 de diciembre de 2009. Siete meses después, su aplicación no acaba de arrancar. En el partido justifican que su puesta en marcha podrá comprobarse cuando se celebren procesos electorales. Pero lo cierto es que su articulado no circunscribe su aplicación a ningún momento determinado.

Entre sus enunciados, prohíbe a los cargos del PP aceptar regalos que sobrepasen los usos sociales. Y prevé la creación de mesas de contratación.

Inspirados, según comentó Mato en los principios de 'austeridad, transparencia y eficiencia', los programas electorales de los conservadores partirán de la base de que la crisis y el desempleo son 'responsabilidad del Gobierno de Zapatero'. Otros de los ejes, abarcarán la 'actualización del modelo autonómico y la necesidad de mejorar el funcionamiento de las instituciones para lograr un Estado más cohesionado', la 'necesidad de una mayor calidad de vida'. Por último, el PP apuesta por la cercanía y la eficiencia de los gobiernos autonómicos y municipales en la gestión de los servicios a su cargo.