Público
Público

El PP pide una comisión de investigación sobre el desfalco y demanda la "transparencia" al PNV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP ha anunciado hoy que propondrá la constitución de una comisión de investigación en las Juntas Generales de Vizcaya sobre el presunto desfalco de medio millón de euros al Museo Guggenheim Bilbao y ha considerado "urgente" que el PNV dé muestras de "transparencia" en la gestión del centro de arte.

En una conferencia de prensa en Bilbao, el portavoz del grupo popular en las Juntas de Vizcaya, Carlos Olazabal, ha opinado que "la falta de transparencia" en la gestión del centro "es causa de lo que está sucediendo" en el Museo bilbaíno, gestionado al 50% por el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Vizcaya, cuyos departamentos de Cultura dirige el PNV.

Para el dirigente del PP, "no es creíble" que el ya ex director financiero del Museo, Roberto Cearsolo, despedido y denunciado judicialmente por el desfalco, "haya ejercido él sólo las funciones económicas" en el centro de arte.

A su juicio, en este asunto "existe responsabilidad más allá" de Cearsolo, que espera sean determinadas en la comisión de investigación planteada.

También el presidente del PP en Vizcaya, Antonio Basagoiti, que ha acompañado a Olazabal en su comparecencia, ha señalado que "no está en cuestión el Museo Guggenheim", sino la gestión de los fondos públicos que "han hecho Gobierno vasco y Diputación", y ha considerado necesario "ventilar" este asunto.

Olazabal ha reclamado, además, que se efectúe una auditoría "por parte de terceros" y "desde el principio" de las sociedades inmobiliaria y tenedora que gestionan el Museo bilbaíno.

Ha anunciado que el PP va a proponer en el Parlamento Vasco y en las Juntas Generales vizcaínas la elaboración de un convenio entre el Gobierno vasco y la Diputación Foral para que se produzca cada cierto tiempo un intercambio de acciones entre ambas instituciones, de manera que alguna de ellas tenga mayoría accionarial en el Museo.

Ello permitiría, según ha explicado, que esté sometido a los controles públicos del Tribunal Vasco de Cuentas y las normas de contratación pública, a los que ahora no está sujeto al no ser considerada "una sociedad pública al cien por cien" de alguna de las dos instituciones citadas.

Esta circunstancia, según ha indicado, "no evita que no existan servicios de auditoría internos" y que el Gobierno vasco y la Diputación vizcaína "debieran haber tenido controles".

Para Olazabal, no es creíble que todo el poder financiero en el Museo "haya quedado en manos de una sola persona" y ésta "lo haya ejercido sin control".

El dirigente del PP ha afirmado que en el desempeño de su labor Cearsolo ha estado sujeto a "la tutela de alguien superior" antes del año 2000, cuando, según sus datos, comenzó a ejercer como director financiero.

Para Olazabal, "el origen de la confusión patrimonial y el desfalco está en los famosos 6 millones de euros", según ha dicho en alusión al quebranto patrimonial por esa cuantía que supuso para la sociedad tenedora del Museo la compra, en 2005, de dólares con vistas a la posterior adquisición de nuevas obras de arte para la colección propia.

En su opinión, "cuando se provoca esa pérdida se provoca la confusión de las cuentas y la apropiación indebida".