Público
Público

El PP pide la comparecencia de Rubalcaba para explicar los incidentes en la frontera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PP ha solicitado hoy la comparecencia del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que explique los hechos que se produjeron el pasado sábado en la frontera de Melilla con Marruecos, cuando un grupo de marroquíes lanzaron piedras contra policías españoles.

En rueda de prensa, el diputado del PP por Melilla Antonio Gutiérrez ha pedido esta comparecencia para que el Ministerio del Interior aclare cuál es la decisión del Gobierno de España para con Marruecos en el tema fronterizo y cuál es la política de buena vecindad que se realiza.

Asimismo, desde el PP se quiere saber cuál es el refuerzo de efectivos que se lleva a cabo en casos puntuales como éste o con motivo de las avalanchas de inmigrantes.

Según Gutiérrez, es necesario que Rubalcaba explique las causas por las que Marruecos "viola sistemáticamente" esa política de buena vecindad cuando se trata de aspectos fronterizos con Melilla, algo que, en su opinión, es grave al tratarse de la frontera sur de la Unión Europea.

El diputado popular ha recordado que este tipo de hechos en la frontera de Melilla "están ocurriendo un día sí y otro también" debido a "los comités fronterizos auspiciados por el régimen de Rabat", a los que ha responsabilizado de "la multitud de incidentes" que obstaculizan el tráfico de personas y de mercancías" entre la ciudad autónoma y Marruecos.

"No puede permitirse la veleidad con la que las autoridades de Marruecos actúan en el caso del tráfico y la fluidez fronteriza", ha continuado diciendo Gutiérrez, quien ha instado al país alauí a "respetar los tratados de buena vecindad que ha firmado libremente como socio preferente de la Unión Europea".

Para Gutiérrez, "no puede tolerarse" un hecho como el del pasado sábado en la aduana de Beni-Enzar, en el que "se desataron enfrentamientos fronterizos y carreras policiales", y en el que, además, hubo una "opacidad informativa" por parte de la Delegación del Gobierno, a la que ha reprochado que no actuara "con mayor diligencia informativa".