Público
Público

El PP pide debatir sobre la cadena perpetua porque "la calle" lo quiere

Un año después de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Si la calle quiere debate, el mejor favor que podemos hacer los políticos es aceptarlo sin complejos". El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, aprovechó el primer aniversario de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo para reabrir la polémica sobre la cadena perpetua en España. "No es posible que en muchos países de la Unión Europea esté establecida esta posibilidad y aquí no haya un debate porque no se considera políticamente correcto", afirmó en un acto celebrado en Dos Hermanas (Sevilla). 

La propuesta, abanderada previamente por Mariano Rajoy, ha sido solicitada hasta la saciedad por la familia de la niña de Huelva Mari Luz Cortés primero, y luego por los padres de Marta, que en el aniversario de la desaparición de su hija se han quejado de la excesiva palabrería de los políticos. "Todos me han dado palmaditas en la espalda, pero yo quiero compromisos de verdad, que se cumplan", dijo Antonio del Castillo, padre de la joven, en una entrevista a Público.

El PP, no obstante, ya presentó en el Parlamento andaluz una proposición no de ley para instar al Gobierno central a elevar las penas por delitos graves y promover su cumplimiento íntegro. La iniciativa fue rechazada por PSOE e IU, que la calificaron de oportunista. "No se pueden abrir estos debates al calor del dolor de los familiares de las víctimas, hay que hacerlo de forma serena", reprochó el coordinador andaluz de IU, Diego Valderas. Ayer, Arenas anunció que volverá a presentar la medida en la Cámara.

Ajeno a los rifirrafes políticos y profundamente consternado, el abuelo de Marta del Castillo, José Antonio Casanueva, lamentó que no se hayan producido avances significativos en la investigación. "Estamos como al principio, la niña sigue sin aparecer y esto sí que es una cadena perpetua para toda la familia", aseguró a las puertas de la Iglesia de San José Obrero, en el barrio donde vivía la joven sevillana.

El abuelo pidió disculpas, además, en nombre de los padres de Marta, que no pudieron atender a los medios en un día "tan duro" para toda la familia. "Queremos destacar la sensibilidad que ha tenido el pueblo español con nosotros, no sólo Andalucía, sino todos, porque esa sensibilidad es la que nos da fuerza para seguir", añadió visiblemente afectado.