Público
Público

El PP pide reflexionar si España debe juzgar delitos cometidos en otros países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, ha abogado hoy por abrir una reflexión sobre si la Audiencia Nacional debe juzgar o no delitos cometidos fuera de España como el que se imputa a mandos militares israelíes por una ataque a Gaza en 2002.

De Arístegui, en declaraciones a EFE, ha considerado pertinente recapacitar sobre el principio de justicia universal a la vista de que una decisión como la del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu tiene "consecuencias políticas muy claras" para España en relación con Israel.

El portavoz del PP ha defendido este análisis dejando claro "el más estricto y escrupuloso respeto y acatamiento" a la resolución de imputar al ex ministro de Defensa israelí Benjamín Ben-Eliezer y a seis mandos militares por posible delito contra la humanidad.

La investigación responde a la denuncia que el Centro Palestino para los Derechos Humanos interpuso el pasado verano por la muerte en el ataque de 2002 de un dirigente del movimiento islamista palestino Hamás y de catorce civiles.

De Arístegui ha diferenciado entre cómo interpretar el principio de jurisdicción universal y las "consecuencias políticas" que la decisión del juez Andreu "tiene para la credibilidad y la capacidad de mediación de España en Oriente Próximo", que "son muy claras".

En su opinión, la reflexión que defiende el PP "no debe ser política, sino jurídica" y "a largo plazo".

De Arístegui ha defendido el derecho de Israel a pronunciarse en contra de la decisión de la Audiencia Nacional y negar su competencia para juzgar un delito cometido en su país.

"El Gobierno de Israel tiene derecho a expresar su opinión. Es importante que se sea respetuoso con ella", ha aseverado el diputado del PP.

Ha rehusado "especular" si este caso puede dar pie a más querellas en contra de Israel, después de la reciente crisis en la Franja de Gaza en la que murieron más de 1.400 palestinos por los bombardeos israelíes.

De Arístegui ha destacado la necesidad de trabajar en favor de la reconciliación palestina, que, a su entender, pasa por que Hamás, que ha controlado Gaza desde 2005, renuncie al terrorismo y reconozca el Estado de Israel.

En este sentido, ha exigido mantenerse firme en la condena a la violencia de Hamás y a su condición de grupo terrorista para la UE y Estados Unidos, en igual medida que se acata que lo sea ETA o Batasuna.

"No puede ser que nos parezca bien unos nombres y otros, no", ha afirmado.