Público
Público

El PP plantea que se puede reducir en 50 el número de diputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha abogado hoy por reducir "drásticamente" el número de políticos en la administración y aligerar la composición del Congreso, en donde podría haber 50 diputados menos.

Pons ha planteado esta medida en una entrevista en TVE que ha recogido Efe.

La cuestión tiene relación con lo que manifestó el líder del PP, Mariano Rajoy, el pasado jueves, antes del comienzo de la Convención programática de Málaga, cuando dijo que los populares debatirían la reducción del número de diputados, de senadores, de concejales y de parlamentarios autonómicos. Luego, nadie concretó más.

A su juicio, uno de los "sacrificios" que tendrá que asumir la ciudadanía será el adelgazamiento de la administración, pero no porque sobren funcionarios, sino porque "sobran los políticos", ha argumentado el dirigente del Partido Popular.

En esta línea, ha dicho que el PP se plantea "reducir drásticamente" el número de cargos considerados políticos en la administración, puesto que desempeñan funciones que perfectamente podrían ejecutar los funcionarios.

El ajuste llegaría también al Congreso, ha añadido Pons, ya que podría rebajarse su número hasta los 300. La Cámara Baja tiene en la actualidad 350 parlamentarios.

Según sus palabras, la medida no atentaría contra la Constitución, ya que en ella se da constancia de la horquilla en la que podría moverse el número de diputados, entre 300 y 400.

Por todo ello, el PP ve posible bajar en 50 la cantidad de diputados que ahora ocupan los escaños.

No ha precisado más medidas el mandatario del Partido Popular, pero sí ha dejado claro que España en la actualidad es "una piedra que cae rodando, que hay que detener y que hay que volver a subir".

"Un país que se hunde hay que reconstruirlo, y eso requiere la generosidad y el esfuerzo de todos", ha apostillado.

Para cumplir este objetivo, la prioridad irrenunciable es crear puestos de trabajo, ya que así se ahorrará en prestaciones por desempleo, y posteriormente atajar el problema de la deuda soberana, que en España, al ser de mayor riesgo en comparación con el bono alemán a 10 años, supone que se gaste mucho dinero en sus intereses.

Pons, además, ha destacado que al Gobierno "no le queda más remedio" que convocar un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y actualizar las previsiones presupuestarias, sobre todo las de los ingresos en las comunidades autónomas.

Sobre las reuniones entre el líder del PP, Mariano Rajoy, y el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, el responsable de Comunicación de los populares ha reseñado que durante las mismas no sólo se ha hablado de política antiterrorista, ya que las entrevistas se han enmarcado en la apuesta por la concordia y el diálogo que quiere promover el jefe del PP si llega a La Moncloa.

"Rajoy está convencido de que tendrá que contar con todos, aunque tenga una mayoría holgada, y por eso se reúne y busca entablar lazos de amistad" con otros dirigentes políticos.

El PP, según ha declarado, no ha cambiado un ápice su posición contra ETA ni contra Bildu, cuyas listas para el Congreso y el Senado considera que hay que impugnar antes de que puedan lograr representación parlamentaria.

Ha asegurado que, para ello, "ojalá" que los magistrados que en su momento votaron a favor de la concurrencia de Bildu en las elecciones locales hayan cambiado de opinión.

Sin salir de la actualidad que genera ETA, Pons ha subrayado que el discurso del PP y el del expresidente José María Aznar son el mismo, pero expresado de forma diferente.