Público
Público

El PP presiona al PSE para desalojar al PNV de Álava

Basagoiti quiere forzar una moción de censura en la Diputación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace semanas que el PP de Euskadi tiene sobre la mesa la moción de censura que pretende presentar en la Diputación de Álava para expulsar al PNV con la firma de sus 15 junteros diputados forales.Así lo confirmó ayer el líder de los conservadores vascos, Antonio Basagoiti, al mismo tiempo que precisaba que su 'intención' es que esta 'se dé cuanto antes'. No obstante, insistió en que su idea es presentarla tras pactarla con el PSE.

Aunque el PP cuenta con la mayoría suficiente para presentar la moción y sólo precisaría del apoyo de los socialistas para votar la propuesta, el equipo de Basagoiti pretende que se articule de manera conjunta. 'Igual que fuimos juntos al Pleno del Parlamento vasco para cambiar al lehendakari, me gustaría que PP y PSE vayamos juntos a un pleno de las Juntas Generales de Álava para cambiar al diputado general', precisó. La pelota, pues, está en el tejado de la formación liderada por Patxi López.

Fuentes del PP vasco consultadas por este periódico sostienen que pese a lo que se ha difundido desde el PNV, no hay fecha cerrada para la presentación de la moción. Ayer, el presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, señaló que la moción 'va tomando forma' y se presentará antes del '14 o 15 de julio'.

'No hay fecha cerrada porque todavía no hay acuerdo con el PSE', recalcaban en el PP, donde, no obstante, no ocultaban que la primera quincena de julio sería una fecha adecuada porque deja margen para que se debata en la segunda quincena. 'Cuanto antes se enderece la gestión de la Diputación de Álava, que está al borde de la quiebra, mejor', señalaba un alto dirigente del PP vasco.

Los contactos entre López y Basagoiti para este asunto son un hecho. Fuentes conocedoras de las reuniones relatan que 'hay base' para el acuerdo. 'A los socialistas, la presentación de la moción de censura para echar al PNV de la Diputación de Álava les parece razonable, no sólo porque les hayamos apoyado en el Parlamento, sino porque esta situación no contribuye a la estabilidad', añaden.

Las mismas fuentes explican que el principal escollo con el que los conservadores se están encontrando es el de la oposición de Txarli Prieto. El líder de los socialistas alaveses parece reacio a que su partido vaya de la mano del PP en este asunto.

El PSE, que es la pieza clave de esta operación, decidió no hacer declaraciones sobre las palabras y afirmaciones de Basagoiti. Y es que los socialistas se encuentran entre la espada y la pared. Si no apoyan la moción de censura que pide el PP, estarán dando la espalda al partido que, con su voto favorable en el Parlamento, les colocó en lehendakaritza.

Pero si deciden ir de la mano con los conservadores en este asunto, ratificarán el pacto PP-PSE, el mismo que la mayoría de la sociedad vasca reprueba, según reveló la semana pasada una encuesta elaborada por la Universidad del País Vasco. Este acuerdo iría además en contra del PNV, el mejor valorado en dicho estudio por la ciudadanía. Por tanto, y con base en los resultados de la encuesta, este acuerdo podría no ser visto con buenos ojos por la opinión pública vasca, que manifestó también su 'desconfianza' hacia el actual Ejecutivo.

Precisamente, el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, explicó ayer en una entrevista radiofónica que los populares están pidiendo 'cobrar la pieza en el acuerdo político al que habían llegado' con el PSE, aunque a estos les causa 'vértigo' el cambio de Diputación en Álava. Dijo que 'habrá que ver en los próximos días si esto va para adelante o no', pero que la dirección que tome esta propuesta, 'desde luego, está en manos' del equipo de Patxi López.