Público
Público

El PP se queda solo en su empeño por desacreditar Sitel

El Congreso le recrimina que ataque al sistema de escuchas para anular la Gürtel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP se llevó ayer un nuevo revolcón parlamentario en su batalla por esconder el caso Gürtel de la opinión pública. El Pleno del Congreso rechazó con rotundidad (173 votos a favor, 148 en contra y 20 abstenciones) hacerse eco de las sospechas que los conservadores siguen extendiendo sobre las grabaciones que sustentan la investigación.

Se quedaron prácticamente solos. Únicamente UPyD y UPN votaron junto al PP la necesidad de regular mediante ley orgánica el funcionamiento de Sitel, el sistema de escuchas que centraliza todas las intervenciones judiciales en España. Pero incluso Rosa Diez se desmarcó de la estrategia conservadora para acusar al Gobierno de espionaje político.

Minutos antes, el portavoz del PP, Esteban González Pons, había dibujado Sitel como una suerte de Gran Hermano descontrolado que escucha y grava 'no sólo la comunicaciones autorizadas, sino la vida entera de las personas'. 'Cuantos más ojos tenga el Estado, menos libres seremos', advirtió. González Pons dudó incluso de la fiabilidad de las pruebas con las que trabajan los jueces: 'Que no han sido alteradas es sólo una cuestión de fe'.

Fue precisamente el empeño del PP en sembrar dudas sobre el trabajo judicial y policial lo que les privó del respaldo de los demás grupos. Los portavoces de CiU y PNV aseguraron compartir parte de las inquietudes del PP en torno a la regulación, pero recordaron que Sitel ha sido respaldado por el Tribunal Supremo. 'Nueve sentencias que avalan un sistema que compró el Gobierno de Aznar', recordó el vasco Emilio Olabarría. Mercé Pigem, de CiU, puso además al PP frente a sus contradicciones y recordó que su grupo ya enmendó la actual normativa para elevarla a rango de ley orgánica. Entonces el PP votó en contra. CiU y PNV presentarán en breve una propuesta propia para avanzar en la regulación sin dejar que el tema se politice. Junto a estos dos partidos, Coalición Canaria y NaBai optaron también por la abstención.

Pero el tono de las críticas se disparó con el turno del portavoz socialista, Antonio Hernando. El diputado madrileño tiró de hemeroteca y recuperó para el debate las declaraciones de los últimos días de González Pons en las que tachaba a Sitel de 'ilegal' y advertía que podría ser causa de la nulidad de 'cientos de casos'. 'Ni Fraga durante el caso Naseiro permitió que la estrategia jurídica de la defensa de sus militantes llegara a sede parlamentaria', reprochó, antes de concluir: 'Puede que dentro del PP se espíe, pero este Estado no lo hace'.

También el portavoz republicano, Joan Ridao, que junto al PSOE, IU y BNG votó en contra, guardaba un reproche para el PP. A su juicio, los conservadores se han perdido en su estrategia para evitar el caso Gürtel. 'Dejen de preocuparse de la orejas electrónicas de Zapatero', recomendó.