Público
Público

«El PP recorta para después privatizar»

La secretaria de Organización del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, reconoce que este es un «momento durísimo» para su partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Susana Díaz (Sevilla, 1974) afronta al mando de la principal federación del PSOE, la andaluza, las generales del 20-N. Son tiempos de zozobra para su partido, por detrás en las encuestas, y con el paro desbocado, al galope.

¿Por qué sigue subiendo el paro?

Los problemas no están resueltos. En una situación de estancamiento como esta habrá meses que será buenos y meses malos. En Andalucía hay una circunstancia diferente, hay mucha gente incorporándose al mercado laboral. Tenemos que crear empleo mucho más rápido.

Hay quien dice que la rebaja de inversiones en el presupuesto andaluz podría evitar la generación de puestos de trabajo.

Nosotros teníamos una prioridad. Proteger el estado del bienestar y la igualdad de oportunidades. Para eso hay que proteger la sanidad pública, la educación pública y los servicios sociales. Los gobiernos tienen que tomar decisiones y ése ha sido nuestro compromiso. Lógicamente, a raíz de ese presupuesto, todas las políticas están destinadas a la creación de empleo. Es nuestra principal prioridad.

Hay quien también critica el presupuesto por electoralista.

Hemos cumplido nuestra obligación, que era presentar el presupuesto, no como otras comunidades del PP, que no lo han hecho. Para criticar el presupuesto, invito a que se estudie. No puede ser electoralista un presupuesto que sube impuestos, lógicamente a quien más tiene. Y desde una óptica de la izquierda, protegiendo aquello que nos hace iguales, la educación y la sanidad. Y es un modelo para el resto de España, porque revela que no se gobierna igual desde la izquierda que desde la derecha en una situación de crisis.

¿Por qué no hace el PP presupuestos?

No quieren que los ciudadanos sepan lo que tenían en la recámara. Los recortes y las privatizaciones. El PP recorta para privatizar.

¿Rajoy  quiere desmantelar la educación y la sanidad públicas?

Los ciudadanos ya ven lo que hace su número dos en Castilla-La Mancha y lo que hace Aguirre en Madrid y Núñez Feijóo en Galicia. ¿Va a hacer él algo diferente en España? No, va a hacer lo mismo. Por eso, la comunidad educativa está en la calle. Nosotros vemos los derechos de manera diferente. Para ellos, son un negocio y, cuando es así, no se piensa en los ciudadanos.

¿Cómo le explica a una familia con todos sus miembros en paro lo que está pasando?

Ese es el principal problema que tenemos. Afecta a cientos de miles de familias. Algunos han intentado cabalgar sobre esto. Pero no se protege igual a alguien en paro con un gobierno socialista que con uno de derechas. Ejemplo. Si recibe una protección social, si tiene una prestación por desempleo, si la sanidad y la educación pública es la adecuada, si el nivel de compromiso de los gobiernos con los dependientes en su familia es el adecuado, lógicamente esa situación difícil, que es la del paro, que le afecta en el día a día de su vida, va a ser más llevadera. Ahora, esto no es suficiente. Todo el esfuerzo del gobierno tiene que ir a crear empleo.

¿Cuánto daño ha hecho al PSOE la gestión de la crisis de Zapatero?

A Zapatero le ha tocado uno de los momentos más difíciles de la historia de España. Se ha puesto al frente, ha buscado soluciones, ha arrimado el hombro. Los ciudadanos lo valorarán y su gestión, con el tiempo, tendrá el reconocimiento justo.

¿El giro de Zapatero les ha producido una fuga de apoyos por la izquierda?

Hemos tenido un problema de sintonía con nuestro electorado cuando hemos tomado decisiones difíciles que no respondían a lo que los socialistas entendemos que es nuestro ideario, nuestra manera de resolver los problemas. Pero la historia juzgará a esta crisis como una de las más importantes que hemos conocido. Y la crisis y ese fatídico día del 9 de mayo marcará un antes y un después. Ahora bien, Zapatero lo ha hecho sin dejar en el camino a nadie. Intentando que el nivel de protección fuera el más amplio. Un gobernante de la derecha no lo hubiera gestionado así.

¿El PSOE tiene ahora un problema de credibilidad?

Tenemos un problema. Que hay muchas familias que lo están pasando mal. Y ese es el problema. El paro. Pero nosotros, a diferencia del PP, hacemos lo que decimos y lo hemos demostrado con el presupuesto andaluz. No somos iguales que ellos.

¿Qué le diría a Ana Mato y Duran i Lleida si los tuviera delante?

No les insultaría. Ellos son de derechas, uno de la centralista y otro de la nacionalista excluyente. Esto no es un debate casual, sino que forma parte de una pelea soterrada entre CiU y PP. Lo más lamentable es que Javier Arenas, que es también un dirigente nacional, todavía no ha levantado la voz. El silencio es la peor mentira. Arenas es cómplice de los ataques de Mato. Los andaluces hemos tenido permanentemente que demostrar más que los demás que nos esforzamos y trabajamos. Ha habido una derecha clasista que ha practicado el bloqueo con esta tierra. La imagen que han trasladado es la de un pueblo indolente. Y mientras difundían esa imagen, tenían beneficios a costa de Andalucía. Cuando hablan de balanzas fiscales, podemos hablar también de lo que exporta e importa Andalucía de Catalunya y cuántos andaluces han levantado Catalunya. Uno va al cinturón industrial de Barcelona y lo ve. Hemos sido demasiado tiempo la mano barata de este país.

¿Los ERE son una trama del PSOE que se montó para que alcaldes suyos recibieran ayudas y para colocar a afines en prejubilaciones?

Las políticas sociolaborales van a seguir teniendo apoyo de los gobiernos socialistas, porque ha habido gente que ha salido adelante gracias a esas políticas. Ha habido unos granujas y unos sinvergüenzas que se han aprovechado de un puesto de responsabilidad. Y lo tienen que pagar. Y la justicia tiene que llegar hasta el final. Y yo pedí perdón. Me pareció bochornoso, lamentable. Ahora bien, también me parece lamentable la utilización que hace el PP de este tema. Sabe perfectamente que la Junta de Andalucía fue la primera que denunció.

¿Es un caso especialmente dañino para el PSOE?

Claro, porque va a lo más sensible. En un momento de crisis, donde hay tanto desempleo y con la gente castigada por el paro, pues esto duele, claro que duele. Y les duele a los nuestros.

¿Por qué meten a José Antonio Viera en las listas?

No es justa la campaña de persecución que se le está haciendo al secretario general de Sevilla, por el hecho de que Sevilla sea el lugar donde existe la mayor diferencia con el PP de toda España. No hay nada, no hay imputación contra Viera. No hay ningún acto judicial que haya señalado a Viera.

Hay una serie de ayudas a ayuntamientos investigadas por el juzgado. Y la Fiscalía lo apoya. Y esas ayudas fueron dadas con Viera de consejero y con Viera de presidente del IFA y algunas firmadas por él.

Son cosas diferentes. Una cosa son los ERE, que están perfectos. El problema viene en las pólizas, en las que se incluyó a gente que no tenía que estar. Y después está el tema de las ayudas a las empresas. Y no hay ningún acto que impute al secretario general de Sevilla. En cambio, sí hay una campaña mediática y política de juicio paralelo para desgastar al PSOE de Sevilla. El PSOE no tiene a un solo cargo condenado por corrupción en 30 años. Lo que sí es verdad es que el ‘mancha que algo queda’ se está aplicando a Viera.

Ya pasó con Torrijos en Sevilla. La jueza le hizo un roto a IU a las puertas de las municipales. ¿Temen que les pueda suceder con Viera? Ustedes también leen los papeles.

A diferencia del PP, no hago lecturas ni previas ni durante ni después sobre la actuación judicial. Soy respetuosa con la justicia. Confío en la justicia.

¿Con el tiempo han comprendido mejor los funcionarios lo que querían hacer?

El PP mintió, engañó. Y eso generó desconfianza en los empleados públicos. El tiempo nos ha dado la razón. La autoridad del funcionario se ha mantenido.

¿Han detectado un enchufismo generalizado en la administración?

No es cierto, no lo comparto, y me da rabia que se juzgue así a los empleados públicos. La igualdad en el acceso es una garantía. Y los funcionarios son una pieza importantísima. Hay que poner en valor su trabajo. Se les ha denigrado.

¿Está el PSOE todo lo movilizado que desearía de cara al 15M?

Si hay un sitio en España donde se puede constatar la sintonía con el electorado, es aquí. Y los ataques de la derecha son fruto de tener un gobierno que defiende el Estado del Bienestar. Y los nuestros se cargan de argumentos y luchan. En campaña, el PSOE se viene arriba.

¿Hay una especie de tregua en el partido por la proximidad de las elecciones?

El PSOE es un partido vivo, donde se debate y se discute, donde no nos preocupa el ruido de la democracia. Eso no lo pueden decir todos.  

¿Le interesa al PSOE andaluz un congreso federal antes de las autonómicas?

Quien esté pensando en el 21-N, no piensa que podemos ganar. Los resultados dependen de nuestra movilización y de que seamos capaces de transmitir a los ciudadanos lo que hacemos cuando gobernamos y lo que hace la derecha. Hay un gran secretario general, Zapatero, un gran candidato, Rubalcaba, y ambos tienen al PSOE andaluz detrás.

¿Es este el peor momento del PSOE?

Depende de a quien le preguntes. Yo he preguntado a compañeros veteranos y también hubo momentos difíciles. A los que nos toca vivir este en primera línea, nos parece durísimo.

¿Aplauden los diputados del PSOE con menos entusiasmo a Griñán que los del PP a Arenas?

El PP en el Parlamento se comporta de manera extraña. No votan, se levantan, sacan papeles, a veces pierden el sentido de lo que somos los 109 diputados, que representamos a los andaluces. Necesitan hacer permanentemente ejercicios de autoestima para su líder. Vamos a ponernos en la piel de Arenas, en la cantidad de derrotas consecutivas que ha tenido en Andalucía. Necesita un aplauso fervoroso.

¿Cómo analiza el 15M?

Soy respetuosa con el movimiento. Aunque creo que la mejor manera que tienen los ciudadanos de cambiar aquello que no les gusta es participando y abstenerse en un proceso electoral no contribuye a eso. Hay dos elementos que llevan a los ciudadanos a estar desencantados. El paro y que la derecha ha intentado trasladar una imagen de que todos somos iguales y ha buscado elementos de opacidad. Hemos tenido problemas cuando quisimos hacer públicas las declaraciones de la renta de los diputados, con el culebrón de la renta de Arenas. Y la Junta no es el Ayuntamiento de Fuengirola. Esperanza Oña [alcaldesa] va al Parlamento a dar lecciones de transparencia cuando es la menos transparente de España.

¿Debe Arenas renunciar a uno de sus sueldos?

Él debe decidir. Lo que el PSOE quiso es que los ciudadanos tuvieran confianza en sus representantes y supieran lo que ingresábamos. La mejor manera de generar confianza es ser transparente. Todos los cauces de transparencia los vamos a explorar. Pero la derecha intenta dar una imagen distorsionada de la política. Eso genera desasosiego. El 15M nace en un momento de desencanto. Y hay miles de familias afectadas por los embargos en cuestiones de hipoteca y ahí tenemos la apuesta de Alfredo por la dación en pago. Cuando una persona pierde la vivienda, afecta a todos: padres, abuelos, hermanos. Y eso es un problema social al que hay que responder.  

¿Qué sensación les produce cuando escucha la frase: “PP-PSOE la misma mierda es”?

Ni gobernamos de la misma manera ni entendemos que la confianza se gestione de la misma manera. Lógicamente, duele ese desencanto con la política.