Público
Público

El PP recupera el catastrofismo para criticar los Presupuestos

Los conservadores hicieron de la sesión de control un debate sobre las cuentas del Estado 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Este Presupuesto, señor presidente, es una catástrofe'. Así, sin matices, afrontó ayer Mariano Rajoy el debate previo a los Presupuestos en el que el PP convirtió la sesión de control. Hasta cinco preguntas modificaron los conservadores para hilar durante toda la mañana sus criticas a las cuentas del Estado presentadas el lunes por la vicepresidenta segunda. En todas las intervenciones, sus diputados hicieron suyo el tono catastrófista con el que Rajoy abordó al presidente.

El líder de la oposición se apoyó en las previsiones económicas que inspiraron los Presupuestos del pasado año para desautorizar los actuales. 'Con esos antecedentes, con la mayor chapuza de la historia presupuestaria española, ¿usted cree que puede convencernos de que los de 2010 no son papel mojado?', interrogó a Zapatero. A juicio de Rajoy, los Presupuestos son 'increíbles, es decir, que no se pueden creer, y antisociales'. Rescató también sus argumentos contra la reforma fiscal. Para el líder del PP, 'las clases medias y trabajadoras se convierten en sufridores de los despropósitos' del presidente y en los 'paganos de sus ensoñaciones'. Rajoy terminó rescatando la catástrofe: 'O cambia total y absolutamente su política económica o va a poner a España en una situación imposible'.

Zapatero se limitó a enfrentar al presidente del PP con su propio tono: 'Ha sido un alarde de descalificación. Una vez más, ni una idea, ni una propuesta, ni un compromiso de arrimar el hombro'. Sólo pasó de puntillas sobre la cuestión de fondo para volver a destacar que serán unos Presupuestos sociales, 'que garanticen la cohesión'.

El enfrentamiento, a continuación, entre Soraya Saénz de Santamaría y la vicepresidenta primera tuvo algo de déjà vu. Ambas repitieron los argumentos de sus jefes de filas. La portavoz del PP se abrazó al catastrofismo: 'En 2010 habrá más crisis, en 2010 se seguirá destruyendo empleo y en 2010, además, todos los españoles vamos a pagar más impuestos'. Para Saénz de Santamaría, 'el único carácter social que tienen los Presupuestos es el rechazo unánime de la sociedad española'.

En su respuesta, la vicepresidenta recordó al PP el peligro de jugar con fuego. 'Tenga ciudado, don Mariano, no le vaya a pasar lo del protagonista [de la película Titanic] y sucumba usted también dentro de tanta catástrofe', advirtió. De la Vega retó además al PP a aclarar por dónde quiere meter la tijera a las Cuentas y defendió una reforma impositiva 'solidaria' para afrontar el gasto social.

En la misma línea contestaron a sus preguntas el ministro de Trabajo y la vicepresidenta segunda. Pese a las dudas del PP, Celestino Corbacho sostuvo que impulsarán la recuperación económica y por tanto generarán empleo. Por su parte, la vicepresidenta Elena Salgado defendió la reforma fiscal de los ataques del responsable económico del PP, Cristóbal Montoro. 'Tenemos la convicción de que la sociedad española es profundamente solidaria. Por eso vamos a pedir un esfuerzo moderado', explicó.

Pero no todo fue debate económico. El presidente de Gobierno se escudó en el consenso necesario para evitar un compromiso claro con la reforma en profundidad de la ley electoral. Rosa Díez, de UPyD, entendió la respuesta como una negativa rotunda: 'No quieren cambiarla y por eso han creado una subcomisión, para que duerma el sueño de los justos'.