Público
Público

El PP recurre los Presupuestos al TC por "desfasados"

Rajoy congestiona el Constitucional al presentar más de 30 recursos desde 2004

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP sigue utilizando el Tribunal Constitucional como altavoz de su refriega política. Lo que durante la pasada legislatura fue una foto fija, en ésta se ha convertido en un déjà vu. Ayer Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso, compareció ante sus puertas junto a los responsables de Economía del partido, Cristóbal Montoro y Fátima Báñez, tras presentar esta vez un recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos Generales de 2009, justo antes de que expiara el plazo para poder hacerlo.

La dirigente conservadora señaló que era la primera vez que se recurrían las cuentas del Estado por ser 'falsas' y por basarse en unas previsiones macroeconómicas 'desfasadas'. Sería por estos argumentos en concreto, porque lo cierto es que el PP ya lo ha hecho en más de una ocasión. Sin ir más lejos durante el ejercicio anterior.

Sáenz de Santamaría tachó los Presupuestos de 'fraudulentos' porque durante su tramitación 'el Gobierno ha ido aprobando reales decretos que contenían gastos que no se han reflejado'.

En concreto, el Grupo Parlamentario Popular ha recurrido 17 preceptos de la Ley, así como los capítulos económicos de la norma y los anexos a ellos vinculados. Además de lo que ellos denominan 'el pensionazo'. La portavoz señaló que estos Presupuestos suponen una 'alteración del régimen de pensiones, derechos pasivos y de incompatibilidades de los funcionarios que afecta especialmente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado'. Y denunció que el Gobierno ha pretendido eludir un debate sobre 'este recorte de derechos sociales'.

En las filas del PP parece que todo lo quiere arreglar en el Alto Tribunal. Desde que el PSOE llegó al Gobierno en 2004, los conservadores han interpuesto más de 30 recursos. Pero en todo este tiempo no se les ha dado la razón ni una sola vez. Al contrario, han perdido muchas batallas. La última vez fue el pasado 19 de enero, cuando nueve de los once magistrados que lo componen rechazaron el recurso que los conservadores habían interpuesto en junio de 2005 contra la ley vasca de igualdad.

Contra el Plan Ibarretxe, contra el Estatut de Catalunya, contra la ley de matrimonios homosexuales... el PP ha sido imparable. Pero sin éxito. Entre 2004 y 2008 registró al menos 26 recursos de inconstitucionalidad contra leyes estatales o autonómicas y otros cinco recursos de amparo. El resultado fue demoledor: 10 temas resueltos por completo con los consiguientes 10 varapalos para el PP, 6 de ellos ni siquiera fueron admitidos a trámite. Algunos, como la reforma de la Ley Orgánica del TC o el cambio del Reglamento del Senado, fueron desestimados de inmediato.

El Alto Tribunal está sobrecargado de trabajo. Y en buena parte es por culpa del PP. Hace unos meses, Federico Trillo, responsable de Justicia, denunció la 'gravísima responsabilidad' del órgano y de su presidenta, María Emilia Casas, por 'demorar' tanto el fallo sobre el Estatut. El TC le respondió, en una nota sin precedentes. Justificaba su retraso precisamente en el aluvión de recursos de inconstitucionalidad presentados por el PP.