Público
Público

El PP retrasa a febrero el acceso de Pajín al Senado

Los conservadores renuncian a citar en Les Corts a la número dos del PSOE para evaluar su valencianidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, no se someterá a ningún examen de valencianidad para ser senadora, tal y como pretendía el PP. Su nombramiento se producirá en febrero de 2010, durante el primer Pleno del siguiente periodo de sesiones. Con esta decisión, adoptada ayer por la Junta de Portavoces de Les Corts, el Partido Popular da marcha atrás en su intención de examinar a Pajín sobre asuntos como los trasvases o la identidad del valenciano. Una pretensión que el PSOE valenciano tildó de 'humillación' y 'chantaje democrático'.

Las trabas a Leire Pajín comenzaron tras las elecciones europeas del 7 junio, cuando los socialistas propusieron su nombre para suplir la baja de Andrés Perelló, que se convirtió en eurodiputado. En una reunión informal en los pasillos de Les Corts, el entonces portavoz del PP, Ricardo Costa, espetó a su homólogo socialista, Ángel Luna, que si el PSOE de Valencia no rebajaba el tono de sus críticas por la Gürtel, Pajín no sería senadora. Desde entonces, los conservadores han hecho valer sistemáticamente su mayoría absoluta para cerrar el paso de Pajín al Senado.

El último obstáculo se gestó en la Comisión del Estatuto del Diputado, celebrada el 29 de octubre. El portavoz interino del grupo popular, Rafael Maluenda, matizó con sorna el formato de la prueba sobre la valencianidad de Pajín, al afirmar que se trataría de una comparecencia 'amable y respetuosa a la que puede venir acompañada de su madre, si lo estima conveniente'. Aquel día, la propia secretaria de Organización socialista aseguró que no iría a Les Corts.

Los socialistas valencianos entienden que los conservadores han agotado todo el recorrido que este asunto podía dar de sí. El mismo portavoz del PP, Rafael Blasco, lo dejó ayer entrever en rueda de prensa: 'Pajín está en su derecho de no comparecer'.

'Pajín está en su derecho de no comparecer'

En este sentido podría haber influido la carta que el presidente de la Cámara Alta, Javier Rojo, envió a Milagrosa Martínez, presidenta de Les Corts, donde advertía del precedente que podría provocar la dilatación del proceso. De hecho, el PSOE perdió recientemente una votación en el Senado al estar vacante el escaño de Pajín.

Pese a ello, el PP valenciano aún prolongará el bloqueo durante tres meses más. Es un último cartucho que todavía le permite la mayoría absoluta de la que goza en el parlamento autonómico. La Junta de Portavoces sirvió a los conservadores para introducir en el pleno de esta semana el nombramiento de Rafael Maluenda como vicepresidente de Les Corts. Compromís propuso, con el apoyo del PSOE, que la designación se realizara en un pleno extraordinario que, de paso, incluyera la de Pajín como senadora. Pero la sugerencia acabó en la papelera.

Por su parte, el portavoz socialista, Ángel Luna, lamentó este nuevo retraso y definió al PP valenciano como 'una secta de pseudodemócratas autoritarios'. En esa misma dirección acusó a los populares de interpretar la democracia 'como un mecanismo que les permite acceder al poder cada cuatro años y jugar con las instituciones públicas, los recursos públicos y con todo lo que haga falta para consolidar su poder'.