Publicado: 30.09.2011 21:16 |Actualizado: 30.09.2011 21:16

El PP rinde homenaje a un escultor franquista

El Ayuntamiento Granada ha dedicado una calle a Francisco López Burgos, un autor que mantiene una estatua en la ciudad que representa el saludo fascista      

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las organizaciones que trabajan por la reparación de la dignidad de las víctimas del franquismo han perdido la batalla. El Ayuntamiento de Granada, que gobierna el PP, no sólo se niega a retirar una escultura fascista sino que ahora le dedica una plaza a su autor, Francisco López Burgos. Así lo aprobó ayer en el pleno, con el rechazo de los grupos de la oposición.

El monolito en cuestión es un homenaje a Primo de Rivera que representa el saludo fascista. Consta de cinco brazos que saludan a la romana y sobre ellos destacan unas alas que pretenden ser un águila. El PP se ha negado a retirarlo, acogiéndose al "valor artístico" de la obra, en contra del criterio de expertos de la Universidad de Granada.

La Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH) opinó ayer que la actitud del PP es una provocación a las víctimas del franquismo. "No sólo se niega a retirar el monolito fascista dedicado a José Antonio Primo de Rivera, sino que se empeña en rendir homenaje al escultor Francisco López Burgos, a quien vemos en fotografías de la época charlando amistosamente con Franco", dijo el portavoz de la AGRMH, Francisco Vigueras.

El representante del colectivo desmontó los argumentos que esgrime el PP sobre el valor artístico de la obra con dos informes emitidos por especialistas de la Universidad, que aseguran lo contrario. "Estamos ante un artista mediocre que esculpió el saludo fascista, estrechó la mano con la que el dictador firmaba las condenas a muerte y guardó silencio ante la persecución de otros artistas no adeptos al régimen", explicó Vigueras.

El portavoz de la AGRMH denunció la deriva involucionista del PP que rinde homenaje a un colaborador de la dictadura, mientras se niega a poner una placa en homenaje a los casi 4.000 fusilados en la tapia del cementerio de Granada, entre los que había numerosos concejales. "López Burgos recibió el Premio Nacional de Escultura en 1954 por colaborar con la dictadura, mientras que otros escultores y artistas eran fusilados o tenían que exiliarse por defender las libertades democráticas", señaló.

En su durísimo comunicado, el colectivo afirmó que "el PP, con su decisión, está legitimando el golpe militar del 1936 y se convierte en cómplice del terrorismo de Estado que ejerció el régimen de Franco durante casi 40 años, con más de 100.000 desaparecidos". Para la AGRMH, "el PP no debería ser admitido en las instituciones democráticas hasta que condene sin paliativos la dictadura franquista".