Público
Público

El PP sugiere al Gobierno que convoque elecciones

Su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons lo pidió ayer porque "a Zapatero ya no le funciona ni siquiera mentir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al presidente del Gobierno 'sólo le queda convocar las elecciones'. Con esta afirmación, que puede ser el comienzo de una nueva estrategia del PP, se descolgó anoche Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación de los populares, en una cena de Navidad celebrada en Santander con militantes del partido. 

Pons recuperó ayer una crítica que parecía desterrada en el Partido Popular desde que Rajoy renovara sus cargos ejecutivos de la pasada legislatura: Zapatero ha dividido España. 'A Rodríguez Zapatero en los últimos tiempos le hemos visto dividir a los españoles, y en la legislatura pasada le funcionó, pero hoy ya no', dijo el dirigente popular.

Recuperó también otro grito de guerra que el PP utilizó frecuentemente para contrarrestar la imagen que dejó entre la opinión pública la gestión que Ángel Acebes hizo tras los atentados del 11-M: Zapatero miente. 'Le hemos visto dividir España, crear problemas donde no los había [...], mentir y esperar a ver qué pasa'.

Por todo lo anterior, cree el dirigente popular que Zapatero 'ha perdido el crédito' y que 'sólo le queda convocar elecciones'. Habrá que ver si la sugerencia de Pons de convocar elecciones anticipadas responde a una nueva estrategia del PP.

En estos momentos, las distintas encuestas dan al PP una ligera ventaja sobre el PSOE en intención de voto, pero sin embargo no consigue abrir una brecha importante en un momento económico que ha castigado la imagen del Gobierno. Los últimos datos económicos apuntan al fin de la recesión en España en los próximos meses y, si se agota la legislatura, el horizonte de las elecciones generales en 2012 podría permitir llegar al Gobierno en una posición de fortaleza, pasado el chaparrón económico.

González Pons también tuvo tiempo de referirse a la movilización que los sindicatos realizaron ayer en Madrid, lamentado que se dirigiera 'contra los empresarios' en lugar de hacerlo contra el presidente del Gobierno.

No fue el único miembro del PP que no la comprendió. El propio Mariano Rajoy, líder del PP, apuntó a esa defensa de los empresarios, que 'son los que crean riqueza'. El que mostró la opinión más dura del PP contra la marcha fue el aguirrista Francisco Granados, consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, quien la calificó de 'vergüenza' y 'traición' a los trabajadores por parte de los 'liberados sindicales'.