Público
Público

El PP suspende de militancia a Ricardo Costa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Popular ha suspendido cautelarmente de militancia al ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa y le ha abierto un expediente disciplinario, informó el jueves la formación en un comunicado.

"Reunidos de urgencia el presidente y el secretario del Comité Nacional de Derechos y Garantías del Partido Popular para analizar la actitud de don Ricardo Costa han decidido abrir expediente disciplinario y suspender cautelarmente su militancia en el Partido" dijo el comunicado.

Ricardo Costa regresó el jueves a las Cortes Valencianas por primera vez desde su cese y se reafirmó en su condición de secretario general de los 'populares' valencianos, pese a que la formación le había suspendido cautelarmente de su puesto.

Costa dijo a diversos medios que había remitido toda la documentación a la dirección nacional del partido pero que no le habían citado.

"Con todo el respeto del mundo a la dirección nacional, si cree que existe algún tipo de responsabilidad que tome las medidas que considere oportunas desde el punto de vista estatutario y legal", declaró Costa.

"Creo que como militante y como secretario general considero que es importante que la dirección nacional ratifique mi gestión como secretario general", agregó.

Estas palabras en las Cortes Valencianas precipitaron la suspensión cautelar de militancia.

"El Comité recuerda a todos los militantes su obligación de abstenerse y de hacer manifestaciones o declaraciones que puedan perjudicar la imagen o disciplina interna del partido y advierte que, de producirse, aplicará los Estatutos del mismo", agregó el breve comunicado de los 'populares'.

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia sobreseyó el pasado agosto el caso por presunto delito de cohecho contra Costa y el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, pero el nombre del primero salió a la luz de nuevo este mes al conocerse parcialmente el sumario madrileño del caso Gürtel, en el que se investiga a una red que presuntamente pagaba a cargos públicos a cambio de favores empresariales.

En virtud de las conversaciones telefónicas recogidas en el sumario, Costa pareció mantener una estrecha relación con los principales implicados en la trama, algo de lo que él mismo se avergonzó poco antes de ser apartado de sus cargos antes de defenderse asegurando que no sabía que eran los cabecillas de una red de corrupción.