Público
Público

El PP tacha de ilegal el plan de escuchas que contrató Rajoy

Denuncia que los españoles "están vigilados" y Rubalcaba le recuerda sus problemas con la Gürtel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP se envolvió ayer en la bandera de los derechos individuales, esta vez para sentenciar que los españoles viven en 'una sociedad vigilada'. Su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, denunció la 'ilegalidad e inconstitucionalidad' de Sitel, el sistema de interceptación de comunicaciones que utiliza el Ministerio del Interior. Se da la circunstancia de que el sistema fue contratado en 2001, cuando al frente de ese departamento estaba el actual presidente del PP, Mariano Rajoy.

González Pons presentó ayer en la sede nacional del PP una proposición no de ley para que el sistema Sitel, 'que gestiona Alfredo Pérez Rubalcaba', sea competencia exclusiva de la autoridad judicial. Aunque González Pons desvinculó la iniciativa de la investigación de la trama Gürtel, el PP ha venido insistiendo en los últimos meses en la existencia de escuchas ilegales a líderes del partido.

La denuncia del PP tuvo su respuesta minutos después en la sede del Ministerio, donde su titular, Alfredo PérezRubalcaba, mostró los contratos con la empresa danesa que implantó Sitel. El primero está fechado en 2001 y firmado por el entonces vicepresidente primero y ministro del Interior, Mariano Rajoy. El segundo data de 2003 y lleva la rúbrica de la que fue subsecretaria de ese Ministerio y actual número dos de Rajoy, María Dolores de Cospedal.

Sin embargo, González Pons argumenta que el PP nunca llegó a poner en marcha Sitel porque el Consejo General del Poder Judicial y los ministerios de Justicia y Defensa plantearon 'importantes deficiencias en la cobertura legal'. Rubalcaba lo niega: 'En el 2004, estaba operativo, otra cosa es que estuviera mejor o peor'.

El 10 de diciembre de 2004, una instrucción conjunta de la Dirección de la Policía y la de la Guardia Civil establecía el protocolo de funcionamiento de Sitel. ¿Y cómo había funcionado hasta entonces? La respuesta del actual Ministerio del Interior es que su implantación en el territorio fue progresiva y que ya en febrero de 2004, un mes antes de las elecciones generales, funcionaba en la provincia de Pontevedra en una operación antidroga. Tres años después, fue aprobada la Ley 25/2007 que sirvió para 'optimizar' el funcionamiento de Sitel.

El PP se queja ahora de que el sistema proporciona a las Fuerzas de Seguridad información adicional a la que autoriza un juez, tales como la navegación por Internet desde ese terminal, el contenido de los SMS y la localización geográfica del teléfono. Los conservadores reconocen su utilidad en la lucha antiterrorista y contra otros tipos de delincuencia organizada, pero se quejan de que el actual sistema permite recabar de las compañías la identidad el DNI y el domicilio del titular de la línea antes de decidir si lo pinchan.

La tercera objeción de González Pons a Sitel es la ausencia de una firma electrónica que permita identificar la eventual filtración de una grabación policial. El pasado agosto, De Cospedal denunció escuchas 'ilegales' a miembros del PP que no eran objeto de la investigación del caso Gürtel. Nunca aportó prueba alguna. Además, el PP ha responsabilizado a Interior de filtrar conversaciones privadas a los medios.

Pero a Rubalcaba no le valió esa afirmación. 'Lo que más me preocupa es que para intentar librar a sus compañeros o conmilitones del PP presuntamente implicados en el caso Gürtel, el PP cuestione el trabajo de un sistema integrado que compraron Rajoy y De Cospedal, que puso operativo Acebes, y en el que están las investigaciones autorizadas judicialmente de todo el terrorismo y de todo el narcotráfico'.

González Pons no dejó que terminara la jornada y ya desde Valladolid volvió a arremeter contra el ministro: 'Rubalcaba es un mentiroso, lo fue cuando negó el GAL, lo es al hablar del caso Faisán y esta mañana también'.