Público
Público

El PP trata de sacar rédito del secuestro

Los conservadores piden la reprobación de De la Vega, Chacón y Caamaño antes de escuchar las explicaciones del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los conservadores no dejaron pasar ni 24 horas desde la liberación del Alakrana y sus 36 tripulantes para desplegar en el Congreso su estrategia contra la gestión gubernamental del secuestro. Y lo hicieron al máximo nivel. El presidente del PP, Mariano Rajoy, fue el encargado de arremeter contra los componentes del comité de crisis organizado por la Moncloa. Ni siquiera el anuncio de su cabeza visible, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, de que comparecerá ante el Pleno para dar explicaciones logró aplacar al PP.

Después de semanas pidiendo información, Rajoy prefirió disparar antes de preguntar. Y anunció su medida estrella: el PP solicitará en la Cámara Baja la reprobación de De la Vega y de los ministros de Justicia, Francisco Caamaño, y de Defensa, Carme Chacón. En su opinión, es José Luis Rodríguez Zapatero y no la vicepresidenta quien debe acudir a la Cámara para explicar una gestión que, de nuevo sin haber oído al Gobierno, calificó de 'pésima antes, durante y después del secuestro'. Rajoy incluso se permitió destacar, frente a la 'incompetencia, la improvisación y la soberbia del Gobierno', la 'responsabilidad' de su grupo, 'callado' mientras duraba el cautiverio.

Zapatero es «un chollo para los piratas», dice el PP en un argumentario

El presidente del PP se ciñó al argumentario que circulaba entre los diputados conservadores. Dejó sin embargo de lado las afirmaciones más duras. El texto elaborado por el partido para fijar posición tacha a Zapatero de 'chollo para los piratas', ya que 'nunca se había pagado tanto por un secuestro'.

La comparecencia de Rajoy había tenido como prólogo el enfrentamiento en el Congreso, durante la sesión de control al Gobierno, entre De la Vega y la portavoz del PP, Soraya Saénz de Santamaría. La diputada conservadora recordó que la vicepresidenta 'dijo que era la máxima responsable', antes de exigirle que asuma 'los riesgos' que conlleva.

Durante su réplica, De la Vega recriminó al PP que 'todavía no ha llegado el buque Alakrana a puerto y ya está intentando sacar rédito electoral'. En el calor del debate, la vicepresidenta dejó escapar un comentario que escoció especialmente en el PP. 'Todo vale le reprochó y si ahora hay que ponerse al lado de los piratas, pues también'. La frase causó tal revuelo que incluso el portavoz socialista, José Antonio Alonso, se apresuró a enmarcarla en el contexto del debate.

En una rueda de prensa posterior al Pleno, Alonso devolvió a Rajoy su calificativo. Lo tachó de 'pésimo', un 'apóstol de la catástrofe', pese a que todo ha salido bien. Para el portavoz socialista, la noticia de la liberación no hace más que dar muestras de la 'buena gestión del Gobierno', más si cabe teniendo en cuenta la lejanía y dificultad de la zona donde se produjo el asalto.

Rajoy no esperó ni 24 horas desde el fin del secuestro para lanzar sus ataques

Toda la autocrítica que le faltó al Gobierno llegó poco después de manos de los demás grupos parlamentarios. Josu Erkoreka, portavoz del PNV, subrayó que la actuación del Gobierno había sido 'manifiestamente mejorable, con déficits evidentes'. Los diputados vascos no descartan apoyar las reprobaciones presentadas por el PP, pero esperarán a oír las explicaciones de la vicepresidenta.

También los catalanes de CiU parecen aproximarse a la postura del PP en el secuestro. Su portavoz, Josep Antoni Duran Lleida, aseguró que tras la liberación es el momento de explicar 'políticamente' los detalles. CiU extiende las peticiones de comparecencia a la ministra de Defensa, Carme Chacón, y al director del CNI, Félix Sánz Roldán, para que expliquen las circunstancias de la liberación.

Por su parte, el republicano Joan Ridao aseguró que es necesario 'celebrar que finalmente todo ha terminado felizmente, pero también conocer las explicaciones del comité de crisis sobre las acciones y decisiones tomadas a lo largo del secuestro'. No será hasta la comparecencia de De la Vega cuando su grupo fije una postura. Sí dejó un avance. Ridao criticó el 'doble rasero' del Gobierno, capaz de 'negociar' con piratas mientras cierra las puertas al diálogo en otros escenarios de conflicto.

Sea cual sea, todos los grupos dispondrán hoy de una oportunidad de fijar posturas en el debate de una moción del PP para aumentar la seguridad en el Índico. Y promete ser movido.