Público
Público

El PP utiliza ahora el campo para atacar al Gobierno

Santamaría acusa a De la Vega de ir al campo "sólo a empradonarse de forma ilegal". La vicepresidenta asegura que en la etapa del PP no se hizo nada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueva sesión de control al Gobierno y nuevo rifirrafe a costa del tema de actualidad del momento. El Partido Popular ha culpado al Gobierno de irse de 'fiesta' dejando de lado a 'la España del campo, la que madruga'. Soraya Sáenz de Santamaría ha culpado al Gobierno de dejar en la indefensión a los agricultores y ganaderos, que el pasado fin de semana se manifestaron para expresar un 'basta ya'.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que son 'conscientes' de los problemas por los que está pasando el campo. Ha dado 'la bienvenida' al PP por darse cuenta de que existe la defensa de los agricultores y ganaderos.

'Hemos transformado en realidad algunas de las peticiones que nadie había atendido. Ustedes pasan un día con un tema y otro día con otro tema, según los intereses. No tienen credibilidad', ha sentenciado.

Tras la intervención de De la Vega, Soraya ha vuelto a hacer uso de la demagogia para sacar otro de los temas de los que se ha hecho eco el PP en los últimos días. 'Llama trabajar a cualquier cosa, usted sólo va al campo a empradronarse, por cierto de forma ilegal. Ha abadonando nuestros pueblos, nuestro entorno'. Por último, ha reprochado que se eliminara el Ministerio de Agricultura.

En la cámara no podían faltar los últimos coletazos del caso Alakrana. El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha vuelto a defender la gestión del Gobierno y la detención de los piratas. '¿Qué hubieran hecho ustedes, dejarlos escapar?, ha preguntado.

Por su parte, la ministra de de Defensa, Carme Chacón, ante las criticas recibidas, ha pedido que no se 'usurpe' lo que dicen los comandantes. Ha explicado que se 'hizo lo máximo' para detener a los piratas tras la liberación y que no era posible 'disparar a matar', como se pedía desde la bancada conservadora. 'No voy a ser yo la que dé órdenes ilegales', ha sentenciado.