Público
Público

El PP ve en la intervención de Zapatero "el cierre de la legislatura"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP saca como conclusión del cara a cara entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy que el presidente del Gobierno "ha echado el cierre a la legislatura", pues, razonan sus dirigentes, se ha despedido con tintes emotivos, y, sobre todo, no ha sido tajante en su propósito de llegar hasta marzo de 2012.

Fuentes de la dirección nacional del Partido Popular, en conversaciones informales con los periodistas, han señalado que Zapatero ha tenido hoy la ocasión "perfecta" para presentar una amalgama de reformas que consoliden el despegue económico, pero no lo ha hecho.

Aunque reconocen las fuentes que esa contundencia podría "molestar" a algunos diputados socialistas que quieren el relevo, estos dirigentes del PP han insistido en que, como respuesta a Rajoy, el jefe del Gobierno tendría que haber disipado las dudas sobre el porvenir electoral y asegurar que tiene claro que agotará la legislatura.

En los pasillos del Congreso, estas fuentes inciden en que las medidas que ha anunciado hoy Zapatero -ayudas para pagar las hipotecas, contra la morosidad y en favor de las finanzas de los ayuntamientos- tienen poco recorrido, pues el grupo del PSOE las incluiría en las resoluciones que salen del debate y el Consejo de Ministros las aprobaría con celeridad.

Los diputados y mandatarios del PP han echado en falta reformas de más alcance y no creen, en esta línea, en la promesa de Zapatero de dar desarrollo a los 36 proyectos legislativos pendientes.

La reglamentación de las reformas de la negociación colectiva o de aspectos del acuerdo social no serían suficientes para dar empuje al tramo final de la legislatura, insisten las fuentes.

Si a esas imprecisiones se suma la emotividad de la despedida de Zapatero en su intervención primera, los cargos del Partido Popular tienen la impresión, "más fuerte hoy que ayer", de que el presidente del Gobierno "ha anticipado su fin de ciclo".

"Si estuviera vivo, Zapatero habría dejado hoy muy claro que él aguantará hasta el final porque cree en sus reformas", ha asegurado un miembro de la dirección nacional de los populares.

En vez de ello, añade, "ha dejado" que su papel en este debate sobre el estado de la nación sea más propio de "un funeral".

Pone énfasis la misma fuente en que el presidente del Gobierno habría de protagonizar otros debates de envergadura en el Parlamento a lo largo del último cuatrimestre del año, pero de sus palabras se deduce que "está en retirada" y que probablemente no participará en ellos.

Otro alto cargo, próximo al líder del PP, se lleva de la jornada de hoy la sensación de que "Zapatero no participará ni siquiera en la sesión del Congreso del próximo Consejo Europeo", cuya celebración está prevista para después del verano.

Sobre el contenido del cara a cara, las fuentes consultadas sentencian que se han confrontado dos visiones: la de la realidad económica, que es la de Rajoy, y la de "la fantasía", que sería la que abandera Zapatero.

En opinión de estos dirigentes, el presidente del Gobierno ha expuesto un panorama económico que los ciudadanos no palpan en la calle, lo que le convierte en un jefe de Ejecutivo "instalado en la irrealidad".

Una de las fuentes concluye que se han visto las caras "un Rajoy como presidente entrante y un Zapatero como presidente saliente".

Para redundar en esta tesis, recalca el mismo cargo del PP que se han dado hoy muchas similitudes con el duelo de José María Aznar y Felipe González en 1996.