Público
Público

PP y PSOE eligen a Marcos García presidente de la caja de Castilla y León

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero de Caja España Marcos García es el hombre que PP y PSOE han pactado hoy como presidente provisional para la nueva caja de ahorros de Castilla y León, fruto de la fusión de Caja Duero y Caja España.

El leonés Marcos García es consejero en representación de los impositores y desarrolla su actividad profesional en la Junta de Castilla y León como agente forestal.

Según han reconocido a Efe fuentes cercanas a las negociaciones, el acuerdo, que ha sido adoptado en una reunión celebrada hoy entre dirigentes de los dos partidos, establece también que el vicepresidente sea Isaías García Monge, ex delegado del Gobierno en Castilla y León y actualmente consejero de Caja Duero.

A la reunión, considerada por las mismas fuentes como "cordial", han asistido el presidente de la Junta y del PP, Juan Vicente Herrera; el vicepresidente económico, Tomás Villanueva; el secretario general regional del PSOE, Óscar López, y su secretario de Organización, Pedro Muñoz, además de otros políticos relacionados con las cajas fusionadas.

El nombramiento definitivo se realizará el próximo día 1 de octubre, cuando se celebre el primer consejo de administración de la nueva entidad, se acordará el nombramiento de Marcos García y de Isaías García Monge al frente de la caja de Castilla y León.

Por ello, los dirigentes del PP y del PSOE han dejado claro hoy que es necesario que sean las cajas las que designen sus órganos de gobierno, por lo que se insiste en la idea de que hay que "respetar" los procedimientos, es decir, que la elección de presidente y vicepresidente la corrobore el primer consejo de administración de la entidad que se denomina Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad.

El futuro presidente se hará cargo de la nueva caja durante un periodo no superior a los tres meses, un tiempo en el que se buscará al presidente definitivo y del que también se ha hablado en la reunión mantenida esta mañana en Valladolid, aunque no ha trascendido su nombre.

Estos tres meses son los que deben pasar para convocar la primera asamblea, donde acordar la fusión, y una segunda asamblea, para elegir al presidente de la entidad.

Marcos García es funcionario de la Junta de Castilla y León, donde trabaja como agente forestal, y su titulación es de ingeniero técnico, además entró, en las listas del PSOE, en Caja España como consejero por el grupo de impositores.

Su nombre ha sido, junto al de Zenón Jiménez Ridruejo, el que se ha barajado en las últimas semanas para presidir de forma interina la nueva caja, ya que son los dos únicos consejeros de Caja España a los que no les afectaban las incompatibilidades impuesta por la Junta de Castilla y León en su Ley de Cajas.

Desde Caja Duero se prefería la opción de Jiménez Ridruejo, por una cuestión de "imagen", como han asegurado fuentes de esta entidad, ya que es catedrático en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Valladolid.

Esta procedencia hacía que en Caja España no se le quisiera como presidente de la nueva entidad, por lo que se apostaba por Marcos García ya que es un "hombre de León".

Con estas designaciones se cumplirían los conocidos como pactos de Tordesillas, la localidad vallisoletana donde se acordó la fusión de Caja Duero y Caja España, en los que se recogía que el presidente interino de la futura entidad sería nombrado por la caja con sede en León, mientras que el vicepresidente lo elegiría Caja Duero.