Público
Público

La práctica regular de actividad física reduce a la mitad el riesgo de infarto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La práctica regular de actividad física reduce a la mitad el riesgo de infarto de miocardio y de ictus (infarto cerebral), según nuevos estudios presentados hoy en el Congreso Europeo de Cardiología que se celebra hasta el miércoles en Barcelona.

La actividad física regular aumenta la estabilidad eléctrica del corazón y así se tienen menos riesgos de arritmias malignas que pueden llevar a la muerte, ha señalado Xavier Bosch, presidente de la Sociedad Catalana de Cardiología y director de la unidad coronaria del Hospital Clínico de Barcelona.

Bosch se ha lamentado de que en España el 55% de la población adulta declare no realizar ninguna actividad física en su tiempo libre y ha recomendado esa práctica o "al menos una dosis mínima de caminar a paso vivo entre 20 y 30 minutos".

El mensaje de los cardiólogos en ese sentido se extiende "no sólo a la población normal sino también a pacientes con enfermedad cardiovascular", aunque controlada.

Otro estudio que ha analizado 404 casos de fallecimientos por muerte súbita mientras se practicaba deporte refleja, no sólo la relación entre el deporte de elite y muerte súbita sino también y especialmente la relación entre el deporte que puede practicar una persona de a pie y la muerte súbita, ha señalado el cardiólogo Josep Brugada, director médico del Hospital Clínico de Barcelona.

De los 404 fallecidos, un 94% hombres con una edad media de 47 años, sólo el 28,4% tenía algún tipo de factor de riesgo o patología coronaria conocida; el 40% practicaba una actividad física intensa, mientras que el 53,4% lo hacía de forma moderada y el 6,6% leve.

Dado que el estudio demuestra que la mayoría de los casos se dieron en centros o instalaciones deportivas, Brugada ha recomendado la instalación en ellos de un desfibrilador semiautomático que en su opinión, habría podido recuperar un 40% de los casos.

Brugada ha insistido en el mensaje de práctica de deporte de manera controlada y ha advertido de que el ejercicio físico descontrolado y poner el corazón a un límite puede ser desencadenante de una muerte súbita.

El congreso ha sido también el marco de la presentación de un descubrimiento revolucionario resultante de un estudio difundido hoy de un equipo internacional realizado en 990 centros de 44 países y entre 18.000 enfermos en el que han participado nueve centros españoles.

Se trata de una nueva aplicación del Dabrigatrán, principio activo comercializado como Pradaxa, para prevenir el ictus (infarto cerebral) en casos de fibrilación auricular (arritmias del corazón).

La nueva aplicación del Dabrigatán, fármaco que hasta ahora se utilizaba en las trombosis venosas de piernas, flebitis, ofrece muchas más ventajas y menos riesgos secundarios que la warfarina, o Sintrom en su marca comercial, según los expertos cardiólogos.

Antoni Martínez, jefe del servicio de cardiología del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) ha señalado "las múltiples ventajas" del fármaco en esa nueva aplicación ya que "no sólo es más eficaz sino que disminuye el riesgo de embolias, tiene un efecto predecible, no necesita de tantos controles como el Sintrom y apenas tiene efectos secundarios".

El fármaco en la aplicación para la prevención del ictus en fibrilación auricular estará disponible dentro de un año, una vez haya pasado todos lo controles legales y médicos necesarios.

En España la fibrilación auricular afecta a unos 400.000 enfermos.

Han participado en el estudio internacional un equipo formado por expertos de nueve hospitales españoles, coordinados por el Hospital Clínico de Barcelona, cuatro de ellos muy activos, según el director médico del hospital barcelonés, Josep Brugada, como el mismo Clínico, el Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), el Clínico de Madrid y el Puerta del Mar de Cádiz.