Público
Público

Prácticamente toda España en alerta por lluvias y viento de hasta 110 km/h

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Prácticamente toda España se encuentra en alerta amarilla (riesgo) por lluvias y viento, mientras que Cataluña está en alerta naranja (riesgo importante) por lluvias, así como Cantabria, Navarra y País Vasco por rachas de viento de hasta 110 kilómetros por hora y Galicia por vientos costeros, informa la Agencia Estatal de meteorología (Aemet) en su página web.

La alerta naranja significa que es un fenómeno meteorológico no habitual y que hay cierto grado de peligro para las actividades usuales, mientras que la alerta amarilla no entraña riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

Toda Andalucía se encuentra en alerta amarilla por rachas de viento que pueden alcanzar los 80 kilómetros por hora; en Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, las lluvias podrán alcanzar los 20 litros por metro cuadrado en una hora, y en Huelva y Cádiz está también activada la alerta amarilla por fenómenos adversos costeros.

En zonas de Huesca y Zaragoza se esperan precipitaciones de hasta 20 litros por metro cuadrado, y en Teruel rachas máximas de viento de hasta 90 kilómetros por hora.

El nivel amarillo por precipitaciones que pueden alcanzar los 20 litros por metro cuadrado y rachas máximas de viento de hasta 80 kilómetros por hora se extiende a zonas de Castilla y León, Ceuta, Madrid, Extremadura, Asturias, zonas de Ibiza y Formentera, Mallorca, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

Protección Civil aconseja que, ante fuertes vientos, conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse.

También conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

Si se va conduciendo, hay que extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido, y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Ante lluvias intensas y persistentes y si se va conduciendo, hay que disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.

Si se tiene que viajar, Protección Civil recomienda circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.