Publicado: 06.03.2014 14:50 |Actualizado: 06.03.2014 14:50

El empleo precario y la reforma del aborto, los dos frentes del 8-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los recortes y las leyes que ha llevado a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy desde que llegó a La Moncloa se han cebado con las mujeres. Estas son las razones que empujarán este sábado a salir a la calle a miles de mujeres. La excusa es la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que sindicatos y asociaciones feministas aprovecharán una vez más para denunciar el ataque que están sufriendo los derechos fundamentales de las mujeres.  

Para Almudena Fontecha, secretaria de Igualdad de UGT, las manifestaciones del 8 de marzo deben "contribuir a hacer saltar las alarmas rojas" de muchas situaciones provocadas por una crisis económica agravada por las políticas de recortes del Gobierno. La reforma laboral y el paro azotan más brutalmente a las mujeres, la tasa de ocupación femenina sigue siendo mucho menor que la masculina, ellas sufren más la temporalidad en el empleo y continúa existiendo desigualdad de género en las retribuciones salariales. Lo que ya sucedía se ha agravado en los últimos años, "pero de eso no se habla, se invisibiliza", denuncia Fontecha. UGT critica que se imponga la lógica de que, ante una crisis económica, la solución es procurar empleo a los hombres. "Esa idea rezuma la filosofía de que la desigualdad es estructural y sólo se plantea cuando la situación económica es próspera; cuando no lo es, se concibe como algo secundario, de lujo", explica Fontecha.   

Los hechos lo demuestran. "El desempleo femenino crece escandalosamente, especialmente en el sector público, donde 200.000 mujeres han perdido su trabajo en el último año", denuncia la secretaria de la Confederación de la Mujer e Igualdad de Comisiones Obreras (CCOO), Ana Herranz. El sindicato remarca este dato porque el sector público —tradicionalmente feminizado por la no-discriminación en el acceso y las facilidades para la conciliación— es "un sector clave para el empoderamiento de las mujeres", señala Herranz. Por otra parte, según datos de CCOO, desde el segundo trimestre de 2012 —con la entrada en vigor de la reforma laboral— hasta el segundo trimestre de 2013, el 67% de las mujeres ha perdido su empleo —con contrato indefinido— en empresas privadas. "La mayoría tiene entre 30 y 39 años, la franja en que las mujeres deciden ser madres", sugiere Herranz. Esta franja de edad también es mayoritaria entre las 85.000 mujeres que perdieron su trabajo temporal en el último año. 

CCOO reivindica el empleo de calidad y denuncia que desde que Rajoy llegó a la Moncloa, "el presupuesto destinado a las políticas públicas de empleo para mujeres se ha reducido en un 90%, lo que supone un 0,01% del total de los Presupuestos del Estado". Unos datos que, sumados a "la reducción en un 57% de los recursos destinados a la Ley de Dependencia", devuelven a las mujeres a sus casas y las obligan a responsabilizarse de nuevo del cuidado de sus mayores e hijos. Un grave error también según Fontecha, que está convencida, además, de que una de las soluciones de la crisis pasa por "facilitar el empleo a las mujeres". "Los países con mayor crecimiento económico son los que más desarrollan la participación de las mujeres en el mercado laboral", concluye.   

Los actos de conmemoración del 8 de marzo, que se celebrarán en decenas de ciudades españolas, tendrán también como eje vertebrador el rechazo a la futura Ley de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la embarazada. Una reforma de la ley del aborto que restringe aún más el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo. Un ataque que "fomenta la desigualdad", dicen los sindicatos, y que también supondrá —según CCOO— la pérdida de cerca de 5.000 puestos de trabajo en las clínicas que realizan los abortos. UGT tacha la nueva regulación de "clasista" y denuncia que esta ley, junto con la reforma educativa, está "reconstuyendo un modelo de sociedad que todos creíamos obsoleto".

En Madrid, la manifestación del sábado será a las 19.00 horas e irá desde la plaza de Cibeles hasta la Plaza de España. En Barcelona, la protesta empezará a las 18.30 horas en la plaza Universitat.