Público
Público

El precio del crudo cae a mínimos de casi dos años

La gasolina baja del euro por primera vez desde 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El precio del crudo busca su suelo. Ayer tocó mínimos de casi dos años y cerró a 57,43 dólares, un 7% menos. Se mire por donde se mire, en dólares (la moneda en la que se paga) o en euros (unos 45 por barril), es su precio más bajo en 21 meses. El barril de Brent (de referencia para Europa) no acababa la sesión por debajo de 60 dólares desde febrero de 2007. Es la parte buena de la crisis. Hay dudas sobre la demanda y la revalorización del dólar ha restado presión en esta materia prima.

Pero la depreciación del petróleo también tiene su cara negativa: puede ralentizar las inversiones en energías renovables y retrasar los proyectos para desarrollar nuevos yacimientos, algo a lo que también contribuye la sequía del crédito.

Pronósticos

La Agencia Internacional de la Energía publicó ayer un informe que pronostica que el precio medio del barril hasta 2015 superará los cien dólares y que a partir de 2030 superará los 200 dólares.

Con todas las cautelas para este tipo de previsiones (este verano hubo quien pronosticó un barril a 200 dólares), parece evidente que, una vez llegue la recuperación, el precio del barril se disparará si no hay ingentes inversiones para sostener la demanda con otras fuentes de energía.

La espectacular bajada del petróleo desde los máximos del pasado julio (llegó a tocar los 146 dólares por barril) ha ido acompañada de un descenso de los precios de los carburantes, que en julio alcanzaron su máximo histórico en España.

La Comisión Europea confirmó ayer lo que el ministerio de Industria anunció el lunes: que el precio medio de la gasolina ya está por debajo del euro. Cuesta 99 céntimos, un 1% menos que una semana antes. En algunas gasolineras de Cuenca, Huesca y Navarra ya se vende a menos de 90 céntimos. El gasóleo todavía cuesta, de media, 1,01 euros, tras bajar un 4,08% semanal.

La caída ha sido más modesta que la del petróleo, que se ha abaratado el 60%, aunque es erróneo comparar el porcentaje de caída  del crudo con el de los combustibles,  ya que cerca de la mitad del precio final del carburante son impuestos. Desde julio, la gasolina ha bajado un 22% y el gasoil, un 24%. Teniendo en cuenta los impuestos, aún podrían bajar un 5%, al menos.