Público
Público

El precio del crudo se mantiene volátil y termina en torno a los 104 dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los precios del petróleo consolidaron esta semana el marcado encarecimiento de la semana anterior, tras unas jornadas de extrema volatilidad en los mercados de futuros, donde la debilidad del dólar ha vuelto a fomentar el refugio del capital de los inversores en las materias primas.

En el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres, el barril del crudo Brent (referencia en Europa) para entrega en mayo cayó a menos de 100 dólares el martes, pero finalizó ayer a 104,90 dólares, 1,13 dólares más que el valor del cierre del viernes precedente.

Una vez más, la incertidumbre sobre el impacto que tendrá en la economía mundial la crisis en Estados Unidos se reflejó en los mercados petroleros con masivos movimientos de especulación mediante contratos de futuros, que provocaron fuertes altibajos de los precios, relacionados, en general, con los vaivenes del dólar.

Así, cuando el "billete verde" se acercó ayer a su mínimo histórico frente al euro (1,5905 dólares por un euro, el 17 de marzo) y la moneda europa cotizó a 1,5774 dólares, el barril del crudo de Texas (WTI) subió 2,40 dólares respecto al jueves, hasta terminar a 106,23 dólares en Nueva York.

Consolidó con ello el encarecimiento de la semana anterior (3,7 por ciento), cuando concluyó a 105,62 dólares.

La tendencia alcista superó las fuertes bajadas causadas por la subida de los inventarios de crudo en EEUU y el restablecimiento de las exportaciones iraquíes después de un atentado a un oleoducto en la ciudad de Basora, así como por el temor a que una crisis económica frene la demanda mundial de energía.

La caída del dólar fue impulsada ayer por la publicación de nuevos datos negativos sobre la economía estadounidense, donde se consume el 25 por ciento de petróleo mundial, como la pérdida de 80.000 empleos en marzo para colocar el desempleo en una tasa del 5,1 por ciento, la más alta desde septiembre de 2005.

Son indicadores que parecen confirmar la visión pesimista presentada por el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, cuando reconoció que la economía de la primera potencia mundial pasa por un período "muy difícil" y es posible que esté ya en recesión.

"Una recesión es posible, pero recesión es un término técnico que depende de datos que no estarán disponibles por un tiempo", dijo Bernanke el miércoles, ante el Congreso en Washington.

El temor a que la crisis económica, unida a los altos precios del crudo, provoque un freno de la demanda mundial de esta materia prima y por ende una fuerte caída de sus precios, ha dominado las últimas reuniones de la OPEP (en diciembre, febrero y marzo pasado), que concluyeron todas sin cambios en la cuota de producción conjunta, fijada en 29,67 millones de barriles diarios (sin Irak).

La organización petrolera no sólo rechazó aumentar los suministros como lo solicitaron Estados Unidos y otras naciones consumidoras, sino que algunos de sus responsables han advertido reiteradamente de que más bien se inclinarían por reducirlos.

Los ministros de Energía y Petróleo de la OPEP tendrán una oportunidad de efectuar consultas este mes, durante el Foro Internacional de la Energía, del 20 al 23 de abril en Roma.

Allí coincidirán con los máximos titulares del sector de otros productores, como Rusia y México, de importantes naciones consumidoras -entre ellas EEUU, la UE y China-, y representantes de la industria petrolera.

Pero los analistas vaticinan que tampoco en esta ocasión los productores decidirán abrir sus espitas, una política que contribuye a mantener elevados los precios del barril.

Y según la consultora especializada JBC, a ello se ha añadido esta semana la advertencia de la Universidad del Estado de Colorado de que la próxima temporada de huracanes en el Golfo de México, durante el verano y el otoño boreal, será más activa de lo habitual

"Los meteorólogos habían vaticinado un total de 13 tormentas tropicales y 7 huracanes, pero ahora están considerando revisar esas cifras al alza", destacaron los analistas de JBC.