Público
Público

El precio del crudo se recupera y queda a la espera de la reunión de la OPEP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los precios del crudo se instalaron esta semana cómodamente en los 73 dólares por barril y detuvieron la tendencia bajista que habían sufrido desde principios de diciembre, mientras los mercados esperan a la reunión que la OPEP celebrará el próximo día 22 en Angola y en la que podría modificar su oferta.

Al finalizar la sesión del viernes, el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se pagaba a 73,75 dólares en el Intercontinental Exchange Futures de Londres, lo que supone una ganancia del 1,4 por ciento respecto a la cotización de cierre de la semana pasada.

Por su parte, al finalizar la sesión de ayer en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se situaron en 73,36 dólares por barril, una subida del 5 por ciento respecto a los datos del pasado viernes.

Esa subida generalizada se produjo pese a que la semana comenzó con malas noticias, especialmente para el crudo Texas, que el lunes acumuló su novena depreciación consecutiva, una acumulación de caídas que no se registraba desde hace ocho años.

La permanente incertidumbre sobre que la demanda de crudo y carburantes se mantenga débil durante algún tiempo más mantuvo a los mercados en un ambiente pesimista, que comenzó a cambiar en la jornada siguiente.

A ese cambio de tendencia contribuyó el informe publicado el martes por la Organización del Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en el que confirmó su previsión anterior de que la demanda de crudo se reducirá un 1,62 por ciento respecto a 2008, hasta quedar en 84,31 millones de barriles al día (mbd).

Respecto al próximo año, el grupo energético considera que "tras dos años de pronunciados descensos, se espera que la demanda mundial de crudo vuelva a crecer en 2010, con un aumento del 0,98 por ciento" hasta situarse en 85,13 mbd.

En el reporte, sin embargo, la OPEP advirtió de que "hay un alto grado de incertidumbre sobre la previsión de demanda de petróleo en 2010".

Hasta qué punto y a qué velocidad se recuperará la economía y el precio del propio "oro negro" son algunos de los factores que pueden presionar la mejora del consumo de crudo y derivados.

En ese sentido, los mercados tienen ya la vista puesta en la reunión que el grupo celebra la próxima semana y en la que decidirá si continúa con los recortes de producción para impulsar la recuperación del precio del crudo.

El impulso que el informe de la OPEP inyectó el martes a los precios continuó al día siguiente, tras hacerse públicos los datos de reservas de petróleo en Estados Unidos, el principal consumidor del planeta.

Los datos que difundió el miércoles el Departamento de Energía (DOE) reflejaron que las existencias de crudo mermaron en 3,7 millones de barriles la pasada semana, frente al descenso de en torno a dos millones que se preveía.

El total almacenado, de 332,4 millones de barriles supera no obstante en un 2,9% al volumen del pasado año en la misma época.

Datos que indican una disminución de las reservas en Estados Unidos suelen alentar las compras de petróleo, ya que los operadores tienden a considerarlos como una referencia de que la demanda energética va en aumento.

A esa noticia se unió un debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas, lo que suele animar las compras de materias primas que, como en el caso del petróleo, se negocian en la divisa estadounidense

Así, el Texas estadounidense saltó un 2,78 por ciento mientras que el Brent europeo subió un 1,94 por ciento.

Ya al final de la semana, noticias de corte geoestratégico volvieron a empujar los precios al alza.

El anuncio por parte del Ministerio de Interior de Irak de que soldados iraníes ocuparon un campo petrolífero en suelo iraquí despertó las alertas sobre cómo ese episodio puede afectar a la producción de crudo y contribuyó a elevar los precios.

Antonio Sánchez Solís