Público
Público

El precio del dinero cae hasta un histórico1,5%

Trichet no descarta nuevos recortes para frenar la recesión, pero rechaza la política de tipos de interés cero // El BCE prorroga la línea de crédito fácil para los bancos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Central Europeo (BCE) bajó ayer los tipos de interés en 50 puntos básicos, dejándolos en el mínimo histórico del 1,5%, para combatir la recesión. Eso es exactamente lo que esperaban los analistas y los mercados. Con esta decisión, el BCE reanudó el relajamiento de su política monetaria tras la pausa del mes pasado. La entidad pisa territorio desconocido, porque los tipos nunca se habían situado por debajo del 2,0% desde la introducción del euro. Respecto a los próximos movimiento del banco, el presidente del BCE, Jean-ClaudeTrichet, dijo: 'No hemos decidido cuál es el nivel más bajo posible. Pero si es necesario, y si los riesgos de la economía lo justifican, no descartamos la posibilidad de proceder a nuevos recortes'.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE en Fráncfort, Trichet dijo que la decisión de rebajar una vez más los tipos se tomó 'por consenso'. Esa expresión indica que no todos los miembros del consejo han estado de acuerdo con esa medida, porque el economista francés dice cuando puede que la decisión se adoptó 'por unanimidad'. Ya en diciembre había hablado de 'consenso', lo que despertó especulaciones sobre diferencias de opinión entre sus colegas.

La decisión del banco se tomó por consenso, no por unanimidad

Ante la persistencia de la crisis económica y financiera, los tipos 'pueden seguir bajando', pero ya se encuentran a un nivel 'muy, muy bajo', subrayó Trichet. Desde octubre, el precio del dinero en la eurozona se ha reducido en 275 puntos básicos, con el telón de fondo de la crisis financiera internacional y la recesión. El BCE, al que sus críticos acusan de un exceso de timidez, sigue oponiéndose a la política de intereses próximos al nivel cero por la que se han decidido EEUU, Reino Unido, Japón y Suiza. Axel Weber, gobernador del Bundesbank alemán, opinó la semana pasada en una entrevista al diario Die Welt que los intereses no deberían reducirse más allá del 1%. Trichet señaló ayer que la política próxima al cero 'conlleva una serie de problemas', y añadió que el BCE estudia en ese contexto la posibilidad de adoptar medidas heterodoxas. 'No descarto nada en relación con esas medidas extraordinarias, pero no voy a entrar en detalles', señaló. La Reserva Federal de EEUU y el Banco de Inglaterra han recurrido a la adquisición de activos para aumentar el volumen de dinero en circulación. Trichet insinuó sin embargo que no es partidario de ese tipo de medidas heterodoxas.

Otra decisión que tomó el BCE, y que fue muy valorada por los analistas, es la prórroga de las líneas de crédito fácil para los bancos europeos. Esta medida excepcional, que está dirigida a asegurar la liquidez de la entidades bancarias europeas, fue prorrogada como mínimo hasta finales de 2009

Lo cierto es que el mantenimiento de la inflación a la baja permite nuevas rebajas de tipos. El BCE estima que ese indicador se mantendrá a lo largo de este año entre el 0,1% y el 0,7%, cuando sus proyecciones anteriores pronosticaban un nivel que oscilaba entre el 1,1% y el 1,7%. 'Las tasas de inflación han bajado significativamente, y en 2009 y 2010 se mantendrán seguramente por debajo del 2%', dijo Trichet en la rueda de prensa que siguió a la reunión del consejo. El BCE da por garantizada la estabilidad de los precios en la eurozona mientras la inflación se mantenga por debajo de ese nivel. En el turno de preguntas, el economista francés también calificó de 'muy bajo' el riesgo de deflación.

La entidad podría recurrir a métodos 'heterodoxos' para inyectar liquidez