Público
Público

El precio de la vivienda en España podría caer un 75% en 40 años

Por el impacto negativo del envejecimiento de la población que reduciría la demanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El precio de la vivienda podría caer en España algo más del 75% en los próximos 40 años por el impacto negativo del envejecimiento de la población, ya que se reducirá la demanda, según un informe del Banco de Pagos Internacionales (BPI) difundido hoy.

Portugal sería el país de Europa Continental que se vería más afectado

El informe analiza el impacto del envejecimiento poblacional en los precios de los activos en varios países del mundo. En Europa Continental, sólo Portugal tendría una caída mayor que España con un impacto negativo del envejecimiento de la población sobre los precios de la vivienda del 85%.

El impacto en Alemania sería también del 75% y en Italia algo inferior de alrededor del 70%. Suecia, por su parte, tendría el menor impacto en Europa con una caída de los precios de la vivienda del 16%.

El BPI investiga cómo el envejecimiento de la población afectará los precios de los activos, sobre todos los inmobiliarios, y también cómo otros factores económicos y demográficos influyeron en los precios de la vivienda de 22 economías avanzadas entre 1970 y 2009, como el 'baby boom' al impulsar esa generación la demanda cuando se hizo adulta y así los precios.

Entre 1970 y 2009 los precios subieron en España alrededor del 300%

'El envejecimiento de la población reducirá los precios reales de la vivienda notablemente en los próximos cuarenta años', según el BPI, que es el banco de los bancos centrales y tiene sede en la ciudad suiza de Basilea.

El impacto del envejecimiento de la población sería menor en los países de habla inglesa, como es el caso del Reino Unido, Australia o EEUU donde la bajada sería inferior al 35%. El BPI matiza que estos cálculos no son previsiones de precios reales de la vivienda sino sólo cálculos del impacto demográfico en esos precios.

Como otros factores afectan esos precios, sus movimientos pueden ser muy diferentes de los que implican los cambios demográficos. El informe señala que entre 1970 y 2009 los precios subieron en España alrededor del 300% en un escenario de impacto demográfico neutro.