Público
Público

Los precios caen en noviembre a niveles de 15 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Manuel María Ruiz

En una línea similar a la de otros países del entorno, la inflación española está cayendo a un ritmo muy rápido por el desplome del precio internacional del petróleo y de algunos alimentos en un clima de contracción económica, dijeron analistas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el viernes que el índice de precios de la inflación armonizada (IPCA) en su versión preliminar cayó en noviembre hasta el 2,4 por ciento en tasa interanual desde el 3,6 por ciento de octubre.

La reducción superó las previsiones compiladas por Reuters que habían apuntado a una tasa interanual del 2,7 por ciento y redujo la tasa hasta niveles de agosto de 2007.

"La cifra ha sido una sorpresa. Nosotros estábamos esperando un descenso fuerte, pero ha sido bastante mayor que lo esperado. Esperamos una fuerte corrección de la inflación energética", dijo Luigi Speranza, economista de BNP.

Tras el dato anunciado hoy por la oficina de Estadística, algunos expertos consideraban la posibilidad de que la inflación doméstica termine el año alrededor del 2,0 por ciento frente al 4,2 por ciento de diciembre de 2007.

"Podemos acabar el año cercanos al 2,0 por ciento", apostilló Estefanía Ponte, economista de Fortisbank.

TIPOS A LA BAJA

Con la explícita constatación de que la inflación no es una amenaza y del fuerte frenazo económico en el conjunto de la eurozona, los analistas estaban persuadidos de que el Banco Central Europeo (BCE) continuará la senda bajistas de los tipos de interés.

"Pensamos que el BCE puede bajar sus tipos medio punto la semana que viene y otra reducción en enero", agregó Ponte.

Distintos mandatarios de la institución monetaria europea, encabezados por su presidente Jean Claude Trichet, han dejado la puerta abierta para nuevas reducciones de los tipos de interés.

El precio del dinero se sitúa actualmente en la zona del euro en el 3,25 por ciento.

¿DEFLACION?

El clima de fuerte desaceleración económica tras más de una década de crecimiento continuado, generaba temores a una eventual deflación en un contexto donde se considera inevitable caer en recesión en el cuarto trimestre de 2008, hecho que no sucedía desde hace 15 años.

Analistas creen que la economía volverá a contraerse entre los meses de octubre y diciembre de este año después de que cayera un 0,2 por ciento trimestral en el tercer trimestre.

El Gobierno tampoco ha descartado la eventualidad de que España termine este año en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de contracción).

No obstante, algunos expertos creían que las medidas de reactivación económica, financiera y laboral adoptadas tanto en el ámbito doméstico como en el exterior, mermaban el riesgo de deflación.

"Creo que va a haber un crecimiento negativo de los precios el año que viene por la baja de las materia primas y la recesión, pero con las medidas que se están tomando de reactivación económica se ha delimitado el riesgo a una depresión", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

Recientemente, el ministro español de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, señaló que había que evitar una situación de deflación a toda costa.