Público
Público

Los precios descienden a su tasa más baja desde agosto de 2010

El IPC encadena su cuarto descenso consecutivo en enero hasta el 2%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los precios bajan hasta niveles de agosto de 2010. Lo hacen en enero, según los datos del INE, hasta el 2% en su tasa anual. Así, el Índice de Precios al Consumo (IPC) encadena su cuarto descenso consecutivo.

Según ha explicado el INE, este recorte de los precios registrado en enero se ha debido, principalmente, a la estabilidad de los precios de la electricidad y del tabaco, frente al repunte que experimentaron en diciembre del año pasado.

Este dato supone una rebaja de cuatro décimas respecto a diciembre

El Gobierno decidió congelar la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) de la luz en enero. El resultado de la subasta entre comercializadoras de último recurso, que marca el coste de la energía, permitió al Ejecutivo revisar al alza la parte regulada de la factura eléctrica sin que se produzcan cambios en la tarifa final que pagan los consumidores. En enero del pasado año, la luz subió una media del 9,8%.

Por su parte, el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el pasado mes de enero el 2%, cuatro décimas menos que en diciembre.

Si se confirma el descenso de cuatro décimas en el IPC de enero significaría que la inflación continúa con la senda de caída que había iniciado en mayo y que fue interrumpida en septiembre cuando la tasa aumentó una décima, tras cuatro meses consecutivos de bajada.

Según los datos del INE, los precios empezaron a incrementarse en octubre de 2010, cuando la inflación interanual se situó en el 2,3 % y alcanzaron su máximo en abril de 2011, en que llegó al 3,8 %. En mayo, el IPC comenzó su bajada y pasó del 3,5 % de ese mes al 3 % de agosto, tendencia que se rompió al mes siguiente.

El INE inició a principios del año pasado la difusión del indicador adelantado del IPC tras introducir una serie de cambios en el IPC armonizado, que han hecho que las diferencias entre ambos, antes mínimas, se acentúen. El organismo estadístico ha recordado que los indicadores adelantados sólo proporcionan información orientativa, de tal forma que no tienen por qué coincidir con los datos definitivos, que se publicarán el próximo 15 de febrero.