Público
Público

Los precios de los pisos sufren una gran recaída

Bajan un 7% en el segundo trimestre, el mayor descenso en dos años 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No se venden pisos y, por eso, el que quiere hacerlo no tiene más remedio que rebajar el precio de su vivienda hasta niveles que ya se acercan a los previos al boom inmobiliario. Y esta es la principal razón por la que los precios están sufriendo una gran recaída, o double deep, como les gusta llamarlo a los expertos. Entre abril y junio, cayeron un 6,8%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que usa como fuente las escrituras firmadas ante los notarios.

Se trata de la mayor bajada experimentada en los últimos dos años y se ha disparado en comparación con lo que caía en el segundo trimestre del año pasado, un 1%. Desde su precio máximo en 2008, los pisos ya se han abaratado un 16% (un 17%, según la estadística del Ministerio de Fomento, que se basa en datos de los registradores), como recordó ayer la patronal de los promotores madrileños, Asprima. Pero, si se tiene en cuenta el efecto de la inflación, la caída real es ya del 22% y 23%, respectivamente. Según los datos de la tasadora Tinsa, muy seguidos por las agencias de rating, la bajada nominal ronda el 23%, con lo que la real roza el 29%. El Banco de España ya dijo hace meses que preveía una depreciación nominal del 30% hasta 2012.

La vivienda ha bajado entre un 22% y un 29% en tres años, en términos reales

La vivienda usada bajó más que la nueva en el segundo trimestre, un 8,3%, frente a un 5,2%.

El lado positivo es que la vivienda se abarata, aunque no lo suficiente, porque sigue siendo muy difícil para el ciudadano de a pie comprar casa. Pero la cruz es que, para aquellos que compraron piso desde 2006 hasta ahora, este ha perdido valor.

Los expertos pronostican que las caídas seguirán, al menos, este año

Se vende en torno a un 40% menos de pisos y eso hace que estos se rebajen. Pero ¿por qué hay parón en las compraventas? Por el fin de los incentivos fiscales que hubo el año pasado (anuncio de la subida del IVA para casas nuevas y fin de la desgravación por vivienda para rentas de más de 24.000 euros), pero también porque bancos y cajas constriñen la concesión de hipotecas, en parte por sus problemas de liquidez. Así lo explican varios expertos consultados.

'Se pueden esperar más caídas de precios hasta final de año', señala Julio Rodríguez, economista y expresidente del Banco Hipotecario. Y añade que la medida de rebajar el IVA del 8% al 4% (después de haberlo subido en 2010) 'puede anticipar el cierre de algunas ventas a final de año, pero no parece una medida archipotente como para cambiar el curso de la historia'.

El año podría cerrar con caídas de precios del entorno del 8%, estima el catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra José García Montalvo, a quien no sorprende la recaída porque ya la previó: 'Ha ocurrido lo mismo que en EEUU con el fin de los estímulos fiscales'. García Montalvo cree que el sector inmobiliario 'no se va a recuperar hasta que el precio de la vivienda no esté en línea con la renta de las familias'.