Publicado: 18.06.2014 00:00 |Actualizado: 18.06.2014 00:00

"La pregunta de la consulta es un absoluto disparate"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No es hora de experimentos. Ante un PSC hundido en las urnas, y que lleva meses al borde de la escisión interna, es el momento de los políticos experimentados. Esta es la idea que motivó a Miquel Iceta (Barcelona, 1960), histórico miembro de los socialistas catalanes, a dar el paso y anunciar el lunes en su cuenta de Twitter que optaría a la Primera Secretaría de su partido en el congreso en el que se escogerá al sucesor de Pere Navarro. A la espera de que surjan los nombres de quienes serán sus rivales Iceta atendió este martes la llamada de Público.

Usted es el único que parece querer hacerse con el timón de un partido en sus horas más bajas. ¿Qué le ha motivado a tomar esta decisión?

Ha habido varios factores a la vez: Dirigentes relevantes del partido, con muy buenas razones, se descartaban para este cargo; también hemos visto que la persona que estaba construyendo un consenso alrededor suyo tampoco se presenta. He sentido una obligación política y moral de decir que este partido tiene dirigentes que pueden hacerse cargo de la primera Secretaría en estos momentos. Y quizá porque son momentos muy delicados merece la pena que lo haga una persona con la experiencia suficiente, y eso es lo que me ha movido.

El PSC acaba de cosechar sus peores resultados de la historia. ¿No le ha dado pánico tomar esta decisión?

No. Es verdad que el PSC está en un momento muy difícil. La política catalana está en un momento todavía más difícil, pero es verdad que los socialistas, a lo largo de la historia, hemos vivido momentos muy complicados, mucho más delicados que éste. Este es un partido forjado en la resistencia. Y yo tuve el privilegio de conocer a luchadores antifranquistas, exiliados, a gente que construyó el partido con sus manos literalmente. Por lo tanto, en este momento que cualquier dificultad me da miedo o me echa para atrás me da vergüenza tras haber conocido a tantos luchadores del partido.  

¿Qué necesita el PSC?

Necesita un esfuerzo para repensarse. Tiene que revisar su proyecto, su manera de relacionarse con la sociedad, su organización. Y tiene que hacerlo de abajo a arriba. Pero esto no seremos capaces de hacerlo en un congreso extraordinario. Esto lo tendremos que hacer preparando bien el próximo congreso ordinario del partido, que será todo menos ordinario. Será un verdadero congreso de reconstrucción socialista. Mientras tanto, tenemos otras labores que son muy importantes. Así, los militantes del PSC tienen que poder participar en el proyecto de renovación del PSOE teniendo ya resueltos los problemas de liderazgo en el PSC. También viene un otoño marcado por la consulta, en la que el PSC tiene que tener una posición clara, firme, y machaconamente explicada. Tenemos que preparar, además, unas elecciones municipales, y tenemos que preparar unas primarias para elegir al candidato a la Generalitat, y culminar el año 2015 con el congreso.   

¿Le influyó la decisión de Núria Parlon de no presentarse?

Desde luego. Yo si ella se hubiera presentado le hubiera apoyado con todas mis fuerzas. La decisión la tomé a lo largo de la mañana del domingo cuando se supo su renuncia. 

¿Influyó la comida que mantuvo con Pere Navarro el lunes? 

No. Cuando comí con él ya tenía tomada la decisión. La prueba es que a las 16.30 o 17, cuando tomé la decisión, ya tenía una web montada. A la vista de lo que pasó en el Consell Nacional —Navarro estaba hablando y de repente se supo que Parlon no se presentaría— en mi turno de intervención tuve que cambiar el chip y decir una cosa que había dicho siempre: conmigo podéis contar para lo que haga falta. En el contextoen el que estábamos esa frase adquirió una dimensión y tuvo una buena acogida por parte de los miembros del Consell. Por la tarde hablé con mucha gente y después a la noche dije: voy. El lunes quise hablar con algunos para comentarlo. 

¿Se lo comunicó a Rubalcaba?

No. Una vez tomada la decisión no he podido hablar con todo el mundo que quisiera. Con Alfredo es verdad que el domingo por la tarde sí que tuvimos telefónicamente una conversación. Pero la decisión era muy personal. También ha influido el hecho de estar en el Parlamento. Nosotros tenemos que dar réplica a Artur Mas y construir nuestro proyecto.

¿Qué va a hacer para convencer a los sectores críticos que llevan meses amenazando con irse, para que se queden?

Lo que voy a hacer es hablar con todo el mundo que quiera. Voy a intentar convencerles de que quienes quieren a este partido y quieren que este partido salga adelante tienen una oportunidad de arrimar el hombro. También voy a decirle a todo el mundo que si consideran que yo no soy la persona adecuada para encabezar este proyecto, les invito a que se presenten. Yo lo que quiero es que este partido remonte la situación actual. Quiero que se ponga al frente del mismo la persona más capacitada y la que genere mayores consensos. Si hay compañeros, críticos o no críticos, que consideran que no es mi momento y que es el suyo, tendrían ellos exactamente la misma obligación política y moral que tengo yo de presentarse. Se entiende que los socialistas queremos lo mejor para el partido y en un momento de dificultad hay que echar el resto. Tenemos que acertar con el candidato y, por eso, que haya varios candidatos sería muy bueno.

Pero existe una diferencia clara en torno a un tema concreto, que es la consulta soberanista. ¿Cuál es su posición al respecto?

Mi posición y la de cualquiera que pretenda dirigir el PSC viene marcada por tres elementos que siguen ahí. Uno, es nuestra declaración de principios; dos, es la resolución del último congreso; y tres, es nuestro programa electoral. Y eso define un terreno de juego y un campo político. El PSC está a favor de una consulta legal y acordada, y estamos trabajando para poder votar la ley de consultas, y garantizar su plena constitucionalidad. Pero la manera en la que lo están llevando Mas y Junqueras, se están cargando esa posibilidad. Se han equivocado, fijando unilateralmente una fecha y una pregunta que es un absoluto disparate. Nosotros nos podemos comprometer a seguir trabajando a favor de esa ley de consultas, y en lo que es nuestra propuesta política. 

Hay gente en su partido que no sólo no cree que no sea un disparate, sino que considera que hay que respaldar esa consulta, con esa pregunta.

En mi partido esa pregunta no se la he oído a nadie. He oído a gente que dice que nos tenemos que comprometer con la consulta. Y yo les digo: ¿Más comprometidos que apoyando una ley de consultas? Lo que no podemos es compartir una estrategia equivocada, que es la de Mas y Junqueras, y no podemos compartir una pregunta que es una pregunta y media. La primera pregunta no es clara porque un Estado, tanto es Jalisco, como Baviera como la República Francesa. Eso no es una pregunta, es una broma. Y la segunda pregunta sólo pueden contestarla los que hayan contestado de una forma determinada a la primera. Eso no es un referéndum, eso es una encuesta, por lo que hay un problema de legitimidad democrática absolutamente vulnerada.

¿Por qué cree que aún no se han marchado esas personas que llevan meses amenazando con irse?

Eso sí que se lo tendrá que preguntar a ellos. Yo no hablo en nombre de nadie, ni voy a hacerlo.

Hasta que sea elegido.

Sí, y si no lo soy volveré a una situación de sólo representarme a mí. Pero yo creo que ahora es el momento en el que los militantes puedan elegir. Por lo tanto, quienes crean que tienen una mejor candidatura, si quieren de verdad a este partido, tienen que presentarse, defenderla y someterse al veredicto democrático, el más democrático que haya hecho jamás ningún partido en Catalunya y España.   

¿Debe mantenerso, por tanto, la hoja de ruta acordada por PSC y PSOE con la Declaración de Granada?

Lo más importante para nosotros es mantener esa hoja de ruta. Lo que queremos es una reforma federal que haga de España ese Estado federal. Para nosotros los acuerdos de Granada y nuestra relación con el PSOE tienen una dimensión estratégica. Pero no sólo para el PSC. También para Catalunya. Tener en el resto de España a personas que compartan nuestro modelo federal es vital.

Usted es miembro de la Ejecutiva del PSOE. ¿Cree que la crisis abierta en el PSC se hubiera evitado si el PSOE hubiera mantenido una posición más flexible respecto al derecho a decidir?

No. La verdad es que la crisis abierta en el PSC tiene que ver es con que nosotros queremos defender una vía de permanencia de Catalunya en el conjunto de España, una revisión a fondo de esas relaciones y con que hay gente que cree que esto ya no es posible. Ahí es donde hay algunas discrepancias. 

El PSOE también está a punto de renovar su dirección. ¿Qué aspirante cree que defiende mejor los intereses de Catalunya?

Yo quiero todavía escuchar sus propuestas. La respuesta más acabada respecto a lo que piensa del federalismo y Catalunya la tiene José Antonio Pérez Tapias. Tiene una posición clara, que se puede compartir o no. Yo espero que este proceso de elecciones primarias permita que todos los candidatos fijen su posición y eso para mí será muy relevante a la hora de emitir un apoyo para uno u otro. Pero sea elegido o no, no tengo previsto pronunciarme públicamente.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-los-criticos-del-psc-deberian-fundar-otro-partido