Público
Público

Premasticar la comida de los bebés podría transmitir el VIH

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un estudio de Sudáfricarevela que más de dos tercios de las madres y los cuidadorespremastican la comida de los bebés, lo que los expondría al VIHsi los adultos son portadores del virus.

Durante la investigación, muchos cuidadores que masticabanla comida tenían encías sangrantes y heridas en la boca.Algunos bebés recibían esa comida con sangre, lo que abre unavía de transmisión del virus si a los niños les están saliendolos dientes o tienen algún corte.

La premasticación también se utiliza en Estados Unidos yAmérica latina.

El estudio es "otro ejemplo mundial de la existencia deesta práctica en la sociedad", dijo el doctor Aditya Gaur, deSt. Jude Children's Research Hospital, Memphis.

"El próximo paso es qué nivel de transmisión de patógenosposee", indicó a Reuters Health.

Gaur, que no participó en este estudio, integró el equipoque asoció por primera vez la premasticación con la transmisióndel VIH en Estados Unidos. Pero "son muy pocos los casos en losque se puede probar esa relación."

Ahora, el equipo de Elke Maritz, de Stellenbosch Universityy de Tygerberg Children's Hospital, Ciudad del Cabo, tampocopudo probar la relación entre la premasticación de la comida ynuevas infecciones en bebés.

Pero sí demostró la necesidad que existe de informar de eseriesgo a los cuidadores, en especial en los sitios con grancantidad de personas con VIH y hepatitis B, que se puedetransmitir a los bebés por la comida premasticada, segúnescribe el equipo en Pediatrics.

El equipo de Maritz entrevistó a 154 cuidadores de bebés,principalmente madres, en las salas de espera de clínicasespecializadas en VIH o pediatría y en los hogares. Dos tercios(106) dijeron que premasticaban la comida de sus bebés.

Cincuenta y cinco participantes tenían un problema bucal,como encías sangrantes o lesiones, mientras que 41 habían vistosangre en la comida premasticada que les daban a los bebés.

Era común también que a los bebés les estuvieran saliendolos dientes o que tuvieran cortes en la boca o encíassangrantes.

"La cantidad de participantes que vieron sangre en lacomida es preocupante, en especial porque los bebés tambiéntenían lesiones en la boca", dijo Maritz por e-mail.

Los cuidadores que premasticaban la comida explicaron quelo hacían para sentir el sabor de o la temperatura, o mejorarla consistencia antes de dársela al bebé. Muchos de elloscomentaron que sus madres les habían aconsejado hacerlo.

La premasticación no siempre es mala. Para los autores, lacomida premasticada podría ser una buena fuente nutricionalpara los bebés de familias sin acceso a alimentos procesadosinfantiles y en sitios donde la malnutrición es un problemafrecuente. Pero Gaur aclaró que hay que equilibrar los riesgosde la malnutrición con los de transmitir el VIH.

FUENTE: Pediatrics, online 29 de agosto del 2011.