Público
Público

Los premiados en ARCO advierten de los recortes y piden "más apoyo que nunca"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los responsables de las colecciones de Han Nefkens, Victorino Rosón y la Fundación Banco Santander, premiadas hoy por la Asociación Amigos de ARCO, advirtieron de la "vulnerabilidad" del arte ante los recortes económicos motivados por la crisis, y pidieron, "ahora más que nunca", apoyo al sector.

En el acto de entrega de los Premios "A" al coleccionismo, el holandés Han Nefkens, cuya obra recibió el Premio al Coleccionista Internacional, recordó que el arte es el reflejo del momento y, como tal, es "un bien preciado vulnerable".

"Un país civilizado protege lo vulnerable", dijo Nefkens, quien aseguró que eso no está ocurriendo ni en su país, Holanda, ni en España, donde se están produciendo "recortes muy poco meditados de efectos imprevisibles".

En este sentido, Nefkens, fundador de ArtAids con la intención de ayudar a sensibilizar a la población sobre la problemática del VIH, aseguró que el mundo sin arte "sería mucho más gris y vacío", por lo que consideró que la responsabilidad de los coleccionistas es "con el arte, ahora más que nunca".

Han Nefkens, natural de Roterdam pero afincado en Barcelona, adquirió en 2001 su primera obra, una instalación de vídeo de Pipilotti Rist, pero la colección se fue engrosando hasta convertirse en H+F (las iniciales de Han y Felipe, su pareja), integrada por fotografías, vídeos y pinturas de múltiples artistas.

Antonio Escámez, presidente de la Fundación Banco Santander, recordó que esta institución atesora una de las colecciones privadas de arte más importantes de Europa, compuesta por más de mil piezas que abarcan cinco siglos de historia del arte, del XVI al XX.

Cranach, El Greco, Rubens, Van Dyck, Zurbarán, Sorolla, Mir, Zuloaga, Picasso, Miró, Tàpies, Saura o Palazuelo son algunos de los artistas que integran la colección de la Fundación Santander, enriquecida en los últimos tiempos por escultores contemporáneos como Richard Serra, Juan Muñoz o Richard Deacon.

Antonio Escámez, que recogió hoy en ARCO el Premio al Coleccionismo Corporativo, destacó el "importante esfuerzo" realizado por su Fundación en apoyo del arte y garantizó su continuidad en el tiempo.

Por su parte, Victorino Rosón, que recibió el Premio al Coleccionismo Privado, definió la labor del coleccionista como "reflexiva, apasionante y estimulante", y observó que el arte es siempre "fiel reflejo del momento".

Advirtió de que el mundo del arte contemporáneo "no es ajeno al mundo" actual, al nacer "de las inquietudes e intereses" del momento presente.

"ARCO no es una burbuja, la afectan las mismas cosas que al resto del mundo", dijo, para pedir el apoyo de todas las partes implicadas en el mundo del arte en el momento actual de crisis económica.

El empresario gallego comenzó su colección de arte a principios de los años 90 con artistas de su tierra, apuesta que ha ido combinando, posteriormente, con obra de otros autores nacionales e internacionales.

Así, en su nómina figuran más de 200 obras de artistas como Lawrence Weiner, John Baldessari, Antoni Tàpies, José Davila, Tom Burr, Martin Boyce o Thomas Ruff, entre otros.