Público
Público

Preocupaciones financieras en Europa dominan la reunión del G20

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis que arrastra Europa y los mecanismos para reforzar los cortafuegos financieros internacionales están dominando la reunión de dos días que celebran en México los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20.

Las declaraciones de algunos de los asistentes a la reunión hechas al margen de esa cita han reiterado la necesidad de que se consigan fuertes mecanismos de respaldo financiero para evitar que se extiendan las angustias que atraviesa actualmente Europa.

"Todavía tenemos que construir la madre de todos los cortafuegos (financieros)", afirmó el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, al abrir hoy las sesiones de un seminario financiero internacional paralelo a la reunión del Grupo de los Veinte (G20).

Ese cortafuegos tiene que ser "ancho, grueso y creíble, y cuanto más creíble más útil", añadió.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, destacó los progresos de los líderes de Europa para convencer al mundo de que no va a haber "catastrófica caída financiera", pero también dijo que aún "tienen más que hacer".

"Es importante dar crédito a los líderes europeos por el tamaño de lo que han conseguido", añadió el alto funcionario estadounidense. "Pero no han terminado; saben que tienen que hacer más", agregó.

Al igual que Gurría, Geithner habló sobre cortafuegos de defensa financiera, y animó a los líderes europeos para que, desde su lado, se levante uno "más fuerte y creíble", que, de conseguirse, dará más oxígeno a la economía del viejo continente.

La posibilidad de contar con esas defensas financieras ante crisis está en la mesa de negociaciones de la reunión del G20 de este fin de semana, pero no se espera que se adopten resoluciones importantes en ese sentido, según fuentes oficiales mexicanas.

Ello, de un lado, porque Europa tiene pendiente definir cómo armará sus propias defensas o si aumentará el techo de 500.000 millones de euros (672.375 millones de dólares) fijado en diciembre pasado por los países de la eurozona.

Está previsto que el tema sea analizado antes de la cumbre europea del 1 y 2 de marzo próximo y se considera la posibilidad de que se realice otra de las naciones de la eurozona esos mismos días con el fin de definir un posible refuerzo del cortafuegos financiero.

La mayoría de los países de la eurozona, así como Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros, están a favor de que ese techo del mecanismo europeo llegue hasta los 750.000 millones de euros (aproximadamente un billón de dólares), uniendo los recursos de dos fondos de rescate.

De otra parte, tampoco hay consenso internacional para reforzar los recursos del FMI, uno de los temas en los que está a favor el país anfitrión de la reunión del G20, pero que encuentra oposición en otras naciones.

El programa de la reunión incluye un comienzo formal durante un cóctel que el presidente mexicano, Felipe Calderón, está previsto que ofrezca a última hora de la tarde a los participantes en el Castillo de Chapultepec, en el bosque del mismo nombre de esta capital, según fuentes oficiales.

Este sábado se reunieron desde primera hora de la mañana los viceministros y por la tarde le pasaron el relevo a los titulares de las carteras, quienes prolongarán sus debates hasta el domingo por la tarde.

Tanto la reunión de viceministros como los debates de los ministros se celebran en un hotel al que hoy no tenía acceso la prensa. Se espera que la reunión termine mañana con varias ruedas de prensa de las figuras más relevantes.

Antes de ese cóctel de Calderón con los participantes en la reunión, el presidente mexicano, cuyo país ejerce la presidencia de turno del G20 (que reúne a las principales naciones industrializadas y emergentes), se reunió con una lista restringida de participantes en esta cita.

Entre ellos se encontraban Geithner, el ministro español de Economía, Luis de Guindos; el gobernador del Banco de Canadá, Mark Carney, y la directora del FMI, Christine Lagarde, dijeron fuentes próximas a los organizadores de la reunión.