Público
Público

Uso prequirúrgico de aspirina reduce riesgos de cirugía cardíaca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Megan Brooks

El uso de aspirina durantelos cinco días previos a una cirugía cardíaca redujosignificativamente en un estudio observacional el riesgo de quelos participantes tuvieran complicaciones posquirúrgicas omurieran prematuramente.

El estudio "demostró claramente que el uso prequirúrgico deaspirina disminuyó las complicaciones cardiocerebrales yrenales graves, además de la mortalidad, en pacientes operadosdel corazón", resumió Jianzhong Sun, de la Escuela de MedicinaJefferson de la Thomas Jefferson University, en Pensilvania.

El experto está convencido de la utilidad prequirúrgica dela aspirina, pero aseguró que se necesitan más estudios pararealizar una recomendación.

El equipo de Sun evaluó a 2.868 pacientes de su institucióny del Centro Médico Davis de la University of California, enSacramento, entre el 2001 y el 2009. A la mayoría se le realizóun bypass coronario o una cirugía valvular. Sólo 1.923 habíantomado aspirina los cinco días previos a la operación.

Sun indicó que la dosis diaria promedio había sido de entre81 y 325 miligramos.

En un análisis de regresión logística múltiple, la terapiaprequirúrgica con aspirina (versus sin aspirina) redujosignificativamente el riesgo de morir a los 30 días (un 3,5frente a un 6,5 por ciento) y de sufrir complicacionescardiovasculares graves combinadas (un 8,7 versus un 10,8 porciento).

La terapia prequirúrgica con aspirina también disminuyósignificativamente el riesgo de sufrir de insuficiencia renalposquirúrgica (un 3,7 versus un 7,1 por ciento) y la necesidadde diálisis (un 1,9 versus un 3,6 por ciento), además dereducir el tiempo promedio en la unidad de terapia intensiva(107 frente a 136 horas).

El grupo tratado con aspirina tenía muchas máscomorbilidades que el grupo de control, como hipertensión,diabetes, enfermedad arterial periférica, infartos cardíacosprevios, angina de pecho y enfermedad cerebrovascular.

Los pacientes que habían tomado aspirina antes de laoperación eran mayores y tendían a ser hombres.

La terapia con aspirina no elevó el riesgo de reinternacióndespués de la cirugía cardíaca (un 14,5 por ciento con aspirinaversus un 12,8 por ciento sin aspirina).

A pesar del "enorme avance" en la cirugía cardíaca en estos40 años, Sun comentó que la incidencia de complicaciones gravesasociadas con las cirugías del corazón "sigue siendo alta".

Estos resultados sobre los beneficios prequirúrgicos deluso de la aspirina en pacientes cardíacos "del mundo real"coinciden "con nuestros hallazgos previos", escribe el equipoen Annals of Surgery.

Los autores admiten que el sangrado sigue siendo unapreocupación con este uso de la aspirina. De todos modos, enesta era de la cirugía cardiovascular, ese riesgo potencialpodría evitarse con el uso de una baja dosis de aspirina y/o deuna terapia antifibrinolítica periquirúrgicamente.

Sun destacó también que "en la medicina periquirúgicaactual, se ha avanzado en favor de prolongar en el quirófano laterapia prequirúrgica necesaria para la vida cotidiana de lospacientes que incluye aspirina y/o inhibidores de la ECA,aunque con un ajuste cuidadoso de la dosis".

FUENTE: Annals of Surgery, online 12 de octubre del 2011